19 Enero 2020

IMAGOS: Una propuesta artística para reflexionar sobre la violencia de género

Un colectivo de seis artistas expone obras basadas en una realidad que día a día se cobra la vida de mujeres. La muestra invita a reflexionar y refleja el compromiso artístico ante un flagelo social.

El arte, generalmente, es considerada como aquella producción que persigue un fin estético, contemplativo. Pero el arte va más allá, porque forma parte de la cultura de una sociedad y a través de las obras los artistas transmiten ideas, se manifiestan y llaman a la reflexión.

Con este objetivo, el colectivo artístico conformado por Pablo Salva, Margot Tenenbaum, A.Lilian Rodríguez, Jorge González, Celeste Soza y Esteban Quiroga, presentaron IMAGOS, una muestra que reúne pinturas, dibujos, fotografías y arte objeto basados en una temática, la violencia de género. El público puede visitar de manera gratuita y hasta fin de mes las sala 8 y 9 del Museo Histórico Policial (Gral. Güemes 750), de martes a domingo, de 9 a 19 horas, para conocer esta propuesta artística que trasciende lo estético y cuenta una realidad.

Punto Uno visito la muestra el día de su inauguración y dialogó con Pablo Salva sobre cómo surgió la idea de trabajar en base a esta temática: “El museo me invitó y yo acepte porque vengo trabajando hace cuatro años con la policía y conformamos un grupo que ya teníamos obras realizadas y algo que nos afectaba en común que es la violencia de género, los casos de femicidios, la desaparición de mujeres”.

“A veces los medios naturalizan estos casos y se vuelve un mensaje cliché y lo que nosotros proponemos con las imágenes es un punto de vista distinto, que shokee, no tan solo que gusten estéticamente, sino que se haga una crítica, que se reflexione a partir de la imagen”, agregó.

Andrea, otra de las integrantes del grupo manifestó: “La muestra se fue enfocando a partir de varias reuniones que hicimos con amigos y todos decimos llegar a una temática como esta que es tan latente hoy en día, los femicidios son un tema no resuelto y cada vez hay más, en el 2019 hubo hechos hasta en los últimos días del año”.

La muestra lleva el nombre “IMAGOS”, un término que el colectivo de artistas tomó de la antigua Roma el cual hace referencia a la máscara mortuoria que se hacía a los cuerpos y a partir de esa copia, que se hacía en yeso, se mantenía presente una ausencia. “Eso nos interesaba desde un punto de vista, y desde otro, imagos va a devenir en el término imágenes que conocemos hoy en día y somos partidarios de la idea de que las imágenes no se pueden reducir a la palabra, por eso van a ver que la muestra carece del título específico de cada obra, como si tuviese un significado, se pudiese contar, muchas veces la imagen afecta al cuerpo de diferentes maneras que parece inexplicable, creemos en la imagen como superficie significante que despierta varios discursos y eso es lo interesante para nosotros”, explicó el artista.

Los espectadores se van a encontrar con 12 obras que reúnen una mirada plural del colectivo, cada una de las obras está elaborada a partir de la propia subjetividad del artista que la realizó, pero al verlas reunidas en las dos salas conmueven y despiertan los sentidos.

Arte y compromiso

El público que se acerque a ver la muestra buscando ver un objeto artístico y deleitarse no se va a encontrar con eso, porque IMAGOS tiene un compromiso con la realidad, con datos escalofriantes que reflejan la violencia que sufren las mujeres, indicadores que nos dicen que en Argentina muere una mujer cada 26 horas, en eso se basa la muestra que va más allá y a través de la imagen cuestiona. “Tratamos una temática latente que nos afecta como comunidad y era necesario tocarla, y que varios artistas tengan es interes era importante aprovecharlo y mostrar esto”, señaló Pablo.

Sobre lo que significó para el ser parte del colectivo, manifestó: “Existe una tensión, uno lee las redes sociales y ve que si es aliado o no, con ese término, y algunos no están de acuerdos, otros sí, para mí uno lo ve, yo fui docente en primaria, ahora soy docente en terciario, y más allá de ver estos casos en los medios uno lo ve en la realidad, en las experiencias vividas, tengo hermanas y mi mamá y uno va viendo no solo la violencia física sino también la simbólica que se ha generado en contra de la mujer y uno como persona, antes de ser construido como varón, no escapa a afección, a esa sensibilidad”.

El artista ya había realizado trabajos sobre esta temática hace siete años atrás, cuando aún se encontraba invisibilizada, y es un tema que “me toca, lo siento y siento esa necesidad de que salga, se exprese y se transforme en una producción”. Además, considera que “estar comprometido es acompañar diversas causas, en este caso a uno le dicen que por ser varón no toca directamente, pero yo creo que sí porque uno tiene afectos en la familia, uno lo siente, tiene empatía, se pone en el lugar del otro y es aterrador ver que todos los días asesinaron a una mujer y esa noticia se vuelve cotidiana, es algo que no puede seguir y creo que esos cambios se hacen a partir de la lucha y la cultura no es un campo ajeno a esto”.

Por su parte Andrea contó lo que significó para ella trabajar sobre esta realidad: “Mis obras son esa pequeña porción de territorio ausente, quizás un tanto misterioso. A mí me gusta mucho jugar con el formato, con el soporte con el que estoy trabajando, por ejemplo, si trabajo con papel me gusta doblarlo, romperlo con la mano, en este caso estoy presentando dos cuadros escultóricos donde está el volumen real de la obra y me gusta que el espectador me critique, me dé su punto de vista y no decirle yo lo que es”.

Además de los dos cuadros, la artista presenta una instalación que la califica como “bastante fuerte”, no solo para ella si no para para la mirada de los espectadores, se trata de una obra que provoca conmoción. “Son unas pequeñas aguadas con acuarela colgadas en un tender con una bolsa de residuo abajo, para mí esa instalación habla por sí sola”.

“La realidad es que nos están matando a todas, y yo elegí representarlo de esa forma, elegí representar que se está derramando sangre, para mí es fuerte”, enfatizó la artista.

A esto, Pablo sumó: “Hay obras en donde no necesariamente hay un cuerpo, no son literales, sino que funcionan como metáforas, muchas veces los colores o las texturas de algunas obras te llevan a asociar a otras cosas, por ejemplo, aparece una bolsa de basura y eso me lleva a pensar en otra cosa, como está visto el cuerpo de la mujer, como está vista la cosificación, creo que el arte es un camino distinto para ver esto desde otro punto de vista”.

Además, el artista expresó: “Creo en el arte como una experiencia que transforma, no creo que sea algo solamente contemplativo de la belleza y eso lo compartimos en el grupo por eso creo que la muestra logra eso, shockear”.

Por último invito al público a que se acerque a visitar IMAGOS, “creo que deberían venir porque es una propuesta distinta, hay arte objeto y eso por ahí escapa a la manera tradicional de ver el arte con paisajes, naturaleza muerta que embellecen, yo creo que esto llama a la reflexión, nos toca la fibra más íntima porque el arte tiene otro punto de vista al ver una noticia, la imagen despierta diversos sentidos, si uno viene con otra personas se va a construir un diálogo y ahí está la experiencia que transforma”.

Espacio para los artistas

La Policía de la Provincia de Salta, a través del Museo Histórico Policial, trabaja en la difusión de la historia y exposición de la cultura policial desde sus comienzos hasta la actualidad. Además, durante las acciones que llevan adelante generan espacios para que los artistas locales puedan utilizarlos.

La Comisario Mayor María Silvina Hernández contó a Punto Uno: “En este caso nos contactamos con este grupo de artistas salteños y coordinamos hacer esta muestra que está basada en la violencia de género que es un flagelo actual en nuestra comunidad y en todo el país”.

“Es una temática fuerte, los artistas a través de su arte lo difunden en forma preventiva y nos hacen ver a nosotros los espectadores que tal vez podemos tener visiones diferentes, pero la problemática está y de alguna forma la tenemos que transmitir”, agregó.

Hernández destacó que la muestra sirve para ver que hay muchas formas de transmitir y plasmar está realidad que se cobra la vida de miles de mujeres. Además, resalto que para la Policía de Salta “es importante porque contamos con este espacio abierto al público para aproximarnos a la comunidad”.

Por su parte, sobre exponer esta temática en el Museo Histórico Policial, Andrea señaló: “No queríamos ser tan específicos, más que nada fue dejar un mensaje medio oculto sobre todo por el lugar en el que estamos, no queríamos chocar con la institución que nos está brindado el espacio, es una manifestación lo que estamos haciendo a través de esta temática”.

Siguiendo la misma línea, Pablo manifestó que “era un desafió, parecía que no encontrábamos un punto en común, pero en realidad si lo hay, uno tiene ideas preconcebidas ve a la policía por un lado y al arte por otro camino totalmente distinto, yo creo que el grupo lo asume como un desafió y a través de esta muestra y con la propuesta de Sandra Mabel, la encargada del museo, mostramos que es posible el vínculo”.

El Museo Histórico Policial tiene el mismo circuito dispuesto por la Coordinación de los Museos de la Provincia, es por esto que abre de martes a domingo de 9.00 a 19.00.

Prevención de la violencia contra las mujeres

Durante la muestra se reparten folletos que buscan prevenir la violencia de género, parten de un trabajo en conjunto entre la Comisión de la Mujer, de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Salta, la Policía de Salta y los artistas.

Es considerada violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito púbico como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte a su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes.

Se considera violencia indirecta como toda conducta, acción u omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón.

Los tipos de violencia contra las mujeres pueden ser física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica. Las modalidades con las cuales se ejercen pueden ser doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica y mediática.

Los casos de violencia intra familiar y género pueden realizarse en: Comisaría, Sub-Comisaría o destacamento policial más cercano; Oficina de Violencia Intra Familiar y de Género (Poder Judicial y Polo Integral de las Mujeres); Oficina de Orientación y Denuncia (Ciudad Judicial); Oficinas de orientación y denuncia del Ministerio Público: Centro de orientación y denuncia Barrio Santa Cecilia, CIC; o en Barrio El Tribuno, Complejo Nicolás Vitale.

En el interior en la Oficinal de Violencia Intra Familiar y de Género en: Metán, distrito judicial sur; Tartagal y Orán, distrito judicial norte.