13 Mayo 2019

Juventud con pronóstico reservado

La conducción de Gustavo Klix tomó las riendas del club en un contexto de incertidumbre económica. No se confeccionaron los balances de los dos últimos años, hay faltante de documentación y todos los ingresos en concepto de subsidios y recaudaciones no están registrados, no pasaron por la administración y no se conoce su destino. La deuda total roza los 20 millones de pesos y se ejecutaron 4 demandas laborales por dos millones y medio de pesos. Tampoco hay registro del fideicomiso financiero que se creó en la gestión anterior.

Un poco de historia reciente

La nueva conducción de Juventud encabezada por Gustavo Klix asumió en diciembre del año pasado con un presente económico, institucional y deportivo muy complicado. El equipo estaba en zona de descenso y el plantel se desarmaba por la sangría que se produjo por la falta de pagos (los jugadores llegaron a vender rifas para recaudar fondos). El día de la asamblea en la que fueron proclamadas las nuevas autoridades no había suministro eléctrico y sobre el club pesaba una demanda penal por las reiteradas conexiones clandestinas en las que había incurrido la conducción saliente. El primer acto de gobierno de Klix fue conectar un grupo electrógeno para poder asumir. Lo segundo fue convencer a los jugadores para que se queden a jugar la reválida previa promesa de pago de parte de la deuda acumulada. Y recién, luego del desenlace del triangular que terminó con el descenso de Juventud se pudieron abocar al ordenamiento institucional pero para ello debieron realizar una auditoría interna y el diagnóstico económico fue alarmante. Al respecto la comisión directiva llevó a cabo una reunión con los socios y se informó sobre el estado en el que encontraron al club. Una de las voces cantantes fue el contador Gallo Puló que brindó precisiones sobre la delicada situación. No están los balances de los dos últimos años y hay faltante de documentación. La deuda asciende a casi 20 millones de pesos y se presentaron 4 demandas judiciales por un monto total que ronda los dos millones y medio.

Sin brújula económica

Al respecto Galló Puló señaló: ““Cuando asumimos el 18 de diciembre mandamos nota pidiendo informe sobre la gestión para saber en qué  estado se encontraba el club, lo cierto es que  no se confeccionó el balance a agosto del 2017 y tampoco está el balance a agosto del 2018. En el balance está toda la información documentada de la plata q entró y la q salió, sin eso no podemos establecer  un diagnóstico real y certero sobre el estado  económico el club. Tampoco existe una información siquiera informal en una planilla de Excel  que diga todo esto cobré y todo esto gasté. Solamente  con el balance se puede determinar si los ingresos y egresos que se detallan son reales o no. No hay un software de gestión. Todo se manejaba en planillas auxiliares que son perfectamente modificables, todo es muy precario, es como llevar las cuentas en la libreta del almacenero. Vamos a mandar un circular a AFA, a la Liga Salteña y al Gobierno de la provincia una circular para que nos informe sobre el dinero que remitió al club entre 2016 y el 2018 y después la administración saliente tendrá que justificar los gastos y el destino de toda esa plata”.

“Al asumir nos encontramos con un barco fantasma navegando en la más absoluta desidia”. (Dr. Juan Barbarán, vicepresidente).

Se dejó constancia en acta de una deuda por 4 millones de pesos a José Muratore sin ningún tipo de justificación ni sustento jurídico.

Informe del Dpto. Jurídico

- Nos llegó una intimación del banco Macro que nos pide que presentemos documentación atinente a un fideicomiso que funcionó en el club y que no sabemos ni cómo ni para qué y de la cual no hay ni la más mínima documentación.

- No hay remitos de la ropa que se recibió por parte de la empresa Lyon. Tampoco estaba el contrato y después apareció en un lugar insólito.

- En la penúltima acta del libro queda asentado que el tesorero pone a consideración la deuda que existe con el señor José Muratore por las gestiones realizadas durante su período – no menciona que gestiones – por un monto de 4 millones de pesos sin ningún sustento fiscal ni jurídico y se reclama el pago de la totalidad de la deuda

Informe el Dpto. Contable

- El club no cuenta con una cuenta bancaria, todos los movimientos que se hicieron son en efectivo y son montos grandes, pagos de AFA 250mil, subsidios del Gobierno 250mil, partidos con recaudaciones de 300mil y toda esa plata no está, no hay ningún registro, no sabemos qué destino tuvo.

- Por la administración del club solo está registrado el ingreso por cobro de cuotas societarias que es un monto ínfimo pero la plata grande nunca entro a la administración del club. No hay datos de ingresos y tampoco del destino

- La deuda con AFIP asciende a seis millones de pesos, desde el 2012 nunca se pagó y ahí tenemos un problema penal porque eso es retención indebida de fondos de terceros. Eso nos está generando otra deuda por 300 mil mensuales solo en concepto de intereses.

Juicios más apremiantes

Juan Barbarán, vicepresidente del club e integrante del departamento jurídico dio presiones sobre los reclamos judiciales que heredaron de la gestión anterior: “La administración anterior nos dejó cuatro juicios laborales que estamos tratando de evitar que sigan avanzando porque sería muy costos para el club. Uno es de un profe de inferiores y otro por más de 300 mil pesos de un coordinador que era amigo íntimo del presidente anterior y terminó haciendo una demanda al club.

Pero hay dos que nos preocupan mucho. Tenemos un juicio laboral por un millón cien mil pesos con un ex utilero porque un representante de jugadores que integró la comisión directiva anterior resolvió despedirlo sin causa cuando tenía 15 años de servicio y para colmo lo tenían en negro.

Tenemos un juicio laboral por más de un millón y medio de pesos iniciado por tres jugadores e instigados por un representante que no es salteño con una larga trayectoria con maniobras usureras contra los clubes.

Bastaba googlear dos segundos el nombre de esta persona para darse cuenta de lo que era, no obstante se le contrataron cinco jugadores. A raíz de eso nos embargaron todos los ingresos en AFA por derechos televisivos.