07 Julio 2019

Copa América: Brasil campeón, con el VAR otra vez como protagonista

Finalmente, Brasil se quedó con la Copa América que armó en su país. El coprotagonista del partido definitivo fue el Perú del entrenador argentino Ricardo Gareca, que cayó por 3-1 en el Maracaná, en un encuentro donde nuevamente fue polémica la utilización del VAR que -también nuevamente- benefició al elenco local. Así, la Copa volvió a manos de Brasil tras doce años.

Perú sabía que tenía una cita con la historia en el Maracaná y salió a sorprender a Brasil en los minutos iniciales. Cueva, de tiro libre, y Tapia remataron hacia el arco de Alisson, aunque sin suerte. Del otro lado, la selección local intentó responder al intenso ritmo incaico con la tenencia de la pelota y como suele suceder cuando juega Brasil, lo logró.

El gol local no tardó en llegar. A los 15, una gran jugada personal de Gabriel Jesus por la derecha terminó en centro para Everton, que apareció libre de marca dentro del área y puso el 1-0.

Aunque se rompió el cero, el partido siguió siendo de ida y vuelta. Por Brasil, Everton seguía siendo incontrolable para Advíncula por el sector izquierdo local; mientras que por los de Ricardo Gareca, la propuesta seguía siendo llegar al arco rival con un juego ordenado, prolijo.

Cuando se acercaba el final de la primera parte, una buen toqueteo peruano en área brasileña se interrumpió por una mano evidente, aunque involuntaria, de Thiago Silva. El árbitro no tuvo otra opción que cobrar penal (a pesar de que cuando se estaba por ejecutar la penal tuvo que ir al VAR) y el gran capitán Paolo Guerrero definió con mucha templanza para poner el 1-1 y romper el invicto de Alisson Becker en esta Copa.

Sin embargo, la tranquilidad incaica llegó a su fin cuando Arthur tomó la pelota en el mediocampo, avanzó varios metros hasta zona de peligro y habilitó a Gabriel Jesús, quien dominó y definió con jerarquía ante el bueno de Gallese, para llevarse el 2-1 al entretiempo.

En la primera parte, Brasil sacó provecho del gran partido de su doble cinco, Arthur y Casemiro. Los de Barcelona y Real Madrid acumularon una efectividad en los pases del 88 por ciento en los 45 minutos iniciales, con 59 completados y sólo ocho fallados.

La dinámica del juego era clara en el complemento. Perú iba por la heroica, por el empate; y Brasil, para liquidarlo de contra y apresurar el festejo. Los que estuvieron más cerca del objetivo fueron los locales, pero sus remates salieron desviados. Mientras que para la visita, los caminos hacia el arco de Alisson cada vez eran menos aunque desde los 69 tuvo la ventaja de un jugador más en cancha, ya que Gabriel Jesús se fue expulsado.

Pero Perú no tuvo ideas para llegar a la igualdad. La mejor la tuvo Flores con un remate desde fuera del área, que se fue muy cerca del palo derecho de un Alisson volador.

Finalmente, cuando se acercaban los noventa, Everton inventó una gran jugada, se metió al área y fue desplazado con el cuerpo por un defensor. Aunque fue hombro con hombro, la fuerza del impacto mandó al brasileño al césped y el árbitro no dudó en cobrar penal. Desde el VAR llamaron al juez, quien fue a revisar la maniobra a la pantalla y, a pesar de la evidencia televisada, confirmó su fallo.

El ingresado Richarlison puso el tercero y sentenció la victoria brasileña, confirmando, por si quedaban dudas, la polémica en esta Copa América que se quedó Brasil, al menos, desde la sala del VAR.