Franco Hessling

Franco Hessling

Ninguno de los candidatos a gobernador a los que se impuso Gustavo Sáenz parecen ser próximos referentes de la oposición. Sin embargo, en la reconfiguración de poder de la provincia, también ese espacio requerirá perfiles altos.

Al día siguiente de su triunfo como candidato a gobernador, Gustavo Sáenz declaró que no descartaba incorporar a su gabinete a ministros y ex funcionarios de Urtubey. Trasfondo de una nobleza obligada.

Desembarcar en Grand Bourg no es todo color de rosas, a los pocos días hay que pagar aguinaldos y el grado de solvencia nunca es del todo auspicioso. Nos gobierne quien nos gobierne, ¿dónde iremos a parar?

Desde las PASO, el escenario se ha ido desenvolviendo favorablemente al intendente, ratificando así su amplio favoritismo para los comicios del próximo domingo. 

Después de los comicios nacionales y frente al escenario provincial de reconfiguración del poder, aunque suene increíble, el gobernador quedará despojado de influencias fuertes tanto en la nación como en la provincia.

Verónica Caliva y Juan Ameri debutarán como legisladores nada menos que en el Congreso de la Nación, Virginia Cornejo será opositora junto a Miguel Nanni, uno de los que renovó, igual que Juan Carlos Romero en el Senado. Allí recaerán también Sergio Leavy y Nora Giménez.

El crecimiento de los Romero, el reingreso de Juan Pablo Rodríguez en la política provincial y un Urtubey que no tomará parte en la disputa provincial del año que viene se combinan como factores para avizorar que, aunque gane la gobernación, Sáenz podría quedar cercado.

El vicegobernador dice ser respetuoso de su compromiso con el Frente de Todos, pero cada vez que puede emite declaraciones que ponen en duda que eso sea así. De hecho, ahora dice que según sus cálculos Sáenz estaría ganándole por 19 puntos a Leavy.

 

El debate televisivo no causó expectativas porque en las PASO hubo mucha diferencia, sin embargo, tampoco puede decirse que Macri lo haya aprovechado para contrarrestar esa distancia, al contrario, el gran ganador fue Alberto Fernández.

Una retahíla de malas decisiones, actitudes petulantes y estrategias carentes de perspectivas condujeron a una derrota sorpresiva por lo abultada. Serán muchos los retoques que deberán emprender si pretenden revertir la elección y llegar a la gobernación.

Después de la contundente victoria de Sáenz resta saber qué sucederá con la distribución de poder en caso de confirmarse la tendencia el 10 de noviembre.

No sólo la diferencia de más de diez puntos torna muy difícil de revertir la tendencia revelada en las PASO, sino también la composición del resultado, es decir, que en la mayor parte de los departamentos se impuso el intendente capitalino.

Por Franco Hessling
El senador nacional que busca renovar su banca cayó en la cuenta que el gobernador y el intendente, quienes ya son abiertos aliados, están trabajando seriamente para dejarlo fuera del Congreso de la Nación. Igual intención con las pretensiones de Bettinita de llegar a la intendencia.

Por Franco Hessling
La irresponsabilidad mediática y las bajezas de los anti-kirchneristas estuvieron a la orden del día luego de que la senadora nacional finalmente cancelara su desembarco en Salta. Desgloce de esos argumentos maliciosos.

Por Franco Hessling
Muchas expectativas y recursos se depositaron para que el desembarco de la ex presidenta sirviera como impulso a los candidatos locales. El cambio de agenda de último momento fue un sinsabor inesperado que llenó de algarabía a los allegados de Gustavo Sáenz y Alfredo Olmedo.

Igual que en el Frente de Todos, en la alianza que encabeza el intendente podrían haber fugas pese a que él personalmente no se somete a una interna. Bettina y Grande tienen enemistad manifiesta y tampoco son saenzistas exprofesos.