24 Octubre 2019

Al don pirulero: Miguel Isa atiende su propio juego

El vicegobernador dice ser respetuoso de su compromiso con el Frente de Todos, pero cada vez que puede emite declaraciones que ponen en duda que eso sea así. De hecho, ahora dice que según sus cálculos Sáenz estaría ganándole por 19 puntos a Leavy.

Por Franco Hessling

Antes ya se consideró como factor de análisis qué sucedería con las alianzas provinciales luego de que acaecieran las PASO del pasado 6 de octubre. Se especuló, por ejemplo, si Martín Grande apoyaría a otro candidato a intendente que fuera del frente Sáenz Gobernador o si acaso optaría, por afinidad ideológica, en apoyar a Andrés Suriani. Se barajó la posibilidad, también, que Bettina Romero hiciera lo propio con algún candidato fuera del frente que integra, ello antes de que fuera la diputada quien se impusiera en la interna.

En ese sentido, se supo a los pocos días de consumada la elección que un par de candidatos a intendente del Frente de Todos en El Quebrachal habían decidido bajar sus aspiraciones para acompañar al candidato de Gustavo Sáenz, quien se enfrentará con el histórico intendente Nardo García, del Partido Justicialista. Eso fue muestra de que las alianzas no se mantendrían inmutables de cara al 10 de noviembre.

Dentro de esa misma alianza había otros dos nombres-sectores que se anticipaban pendulantes. El primero de ellos, quien solapadamente ya ha dado muestras de fuga, se encontraba Jorge Guaymás, el dirigente sindical de camioneros y ex diputado provincial. Ya había sido parte de los aliados de Romero y Gustavo Sáenz en otro momento no muy lejano y a pocos días de las PASO salió a quejarse y decir que no volvería a participar en elecciones mientras riga el voto electrónico, una forma habilidosa de salirse de la cancha ahora que debía ratificar su apoyo a Sergio Leavy.

El otro nombre-sector puesto en cuestión en el Frente de Todos era nada menos que el del vicegobernador de Juan Manuel Urtubey y contendiente en la interna por la gobernación, Miguel Ángel Isa, quien perdió finalmente la interna con Leavy. En los primeros días tras el 6 de octubre, el ex intendente capitalino reafirmó públicamente su apoyo y hasta viajó junto a Leavy, José Vilariño y Emiliano Estrada a Buenos Aires para reunirse con dirigentes nacionales del espacio.

Sin embargo, con el paso de los días aparecieron declaraciones que permiten empezar a dudar del apoyo de Isa a Leavy, y, por lo tanto, ver cada vez más encaminado el triunfo de Sáenz. En primer lugar le marcó la cancha al diputado nacional exhortándolo a que desista de su doble candidatura si realmente estaba interesado en revertir la elección provincial para convertirse en el próximo gobernador. Por supuesto, con la misma tozudez que viene mostrando, Leavy hizo caso omiso de la sugerencia.

La semana pasada, el vicegobernador avanzó todavía más en esas declaraciones vidriosas que más que acompañamiento parecen pretender enlodar el terreno a Leavy. En su visita a un conocido set televisivo del ámbito local, Isa se desmarcó de responsabilidades al señalar que “el dirigente a veces cree que son sus votantes, los votos no son de nadie. Se atan a las propuestas, a lo que sienten los votantes”.

En esa misma entrevista, el otrora jefe comunal de la capital avanzó en sus testimonios de evidencia sobre su falta de apoyo resuelto a Leavy: “En capital conocen mi amistad con Gustavo Sáenz, pero en la provincia soy del Frente [de Todos] y apoyo a Sergio Leavy”. Y, para finalizar, dijo que según las cifras que él maneja Sáenz le estaría sacando 19 puntos de ventaja al ex intendente de Tartagal.