25 Febrero 2019

Macri no culpes a Cristina

Por Juan Facundo Marocco
Tanto se habló de la dura herencia, tanto se escribió de la herencia y tanto se dijo de ella,  que no podríamos iniciar este articulo sino con algunas preguntas de índole institucional, está mejor la independencia de poderes?

Y claro que no, las presiones a jueces son peores que las que se señalaban en la época de CFK, las operaciones mediáticas son más significativas que el accionar institucional de la justicia.

Hay alguna mejora en la calidad normativa del país? Tampoco está mejor,  en las épocas de CFK que contaba con una importante mayoría el debate de las leyes más importantes pasaba por el congreso.

Mauricio Macri intentó, impulsó  una ley de Extinción de Dominio, por decreto, cuando sabiendo muy bien, que está expresamente prohibido por la constitución nacional. Pero el objetivo no era crearlo, porque los primeros a los que se podría juzgar con dicho decreto son los actuales integrantes del gobierno nacional, algunos por quedarse con propiedades del estado a precio vil, otros por quedarse con centrales termo eléctricas, y algunos otros por tomar medidas en contra de empresas estatales como Aerolíneas Argentinas e YPF, y beneficiar a empresas que les pertenecen. También se las podrían aplicar a ex ministros que se quedaron con importantes aéreas de exploración en Vaca Muerta, sin ni siquiera tener  lo esencial para producir.

Claro que el objetivo era mostrar que el peronismo se unía tras una medida tan buena como el decreto de la “Extinción de Dominio” y hacerles creer a unos cuantos fanáticos, que este gobierno no es corrupto.

La verdad que el decreto “Extinción de Dominio” solo es parte de la estrategia de comunicación y medios del gobierno de Cámbiennos, tal como alguna vez lo conversé con un importante ex ministro del gobierno de CFK, y que lo mejor era dejarlo pasar, para poder crear una ley seria de extinción de dominio, que no lleve la impronta de demagogia como la que  tienen proyectos anteriores al decreto del gobierno.

En definitiva dicho decreto solo tenía la intención de seguir con la estrategia comunicacional del gobierno de Mauricio Macri, que intenta tapar su fracaso político, institucional y económico, con medidas inútiles y no comprometidas contra la corrupción, y se complementa con la demagogia contra la inseguridad, y la xenofobia como bandera política de clase sociales, un post, por estos días, del ministro Dante Sica así lo demuestra. La estrategia de campaña de Cambiemos es la misma que los consagró en la presidencia, el problema es que la realidad los supera.

Cuando la realidad los supera no importa la cantidad de medios que tengas captados, porque las necesidades las tiene la gente y no las deja de tener, por más noticias afines que tengas.

La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner no fue quien reduzco las retenciones a las empresas mineras, y a los sectores agro exportadores, antes que reducir los subsidios de los servicios públicos, para terminar con el déficit fiscal primero y luego pasar a reducir retenciones y producir un estímulo a la inversión, fue Macri quien primero redujo los ingresos del estado para luego intentar reducir el déficit que se incrementó abruptamente por el recorte de ingresos que el presidente Macri provocó. Con lo cual fue Macri el que sometió al país a un gran endeudamiento en un principio para sostener la actividad económica, y en estos momento únicamente para sostener hasta fines de diciembre de este año a Cambiemos en el gobierno.

Tampoco fue CFK, la  que dejó por los menos aquí en Salta, al usuario promedio de EDESA con una factura de $ 160, de los cuales solo $ 35 correspondían a subsidios,  en febrero de este año el usuario promedio está pagando  $ 1800. Pero el verdadero problema es que durante los más de tres años de gobierno de Mauricio Macri el ingreso, el poder de consumo se contrajo un 24% según el propio gobierno, y de esto tampoco  es posible culpar a Cristina Kirchner.

Una de las mejores medidas del actual gobierno, con las cuales fue que logró en las elecciones del año 2017 conservar algo de respaldo electoral, fue la recuperación del crédito hipotecario mediante los créditos UVA, pero la bicicleta financiera les fue mejor negocio, y destruyeron la mejor medida económica que tenían para la clase media, como también dejaron inaccesible a los créditos PROCREAR, a pesar de los subsidios que le agregaron, es necesario, frente a ello seguir culpando a  CFK. La recuperación de los ferrocarriles, para terminar con las desventajas de los productores del interior tampoco tuvo soluciones, ni del ferrocarril Belgrano,( Plan Belgrano) ni de ningún otro, la obra pública  paralizada, y la privada se contrajo  ello se explica  por las altas tasas de interés, que impiden la inversión y la generación de empleo. La devaluación del peso que desde asumió Macri llega al 200%,  lo que provocó una significativa  pérdida del salario real, falta de inversión y retracción del consumo.

De ninguna de estas cosas es responsable la ex presidente como tampoco lo es de la pérdida de más 300.000 puestos de trabajos en el país, y menos responsable es del alto endeudamiento que Mauricio Macri le provocó al país.

Macri, no culpes a Cristina, no culpes a La Campora, no culpes al clima  (tormentas variadas), ni al exterior  por sus decisiones.  Macri, será que no gobiernas bien?