17 Diciembre 2018

Salta tiene dos candidatos a Presidente

Por Jorge Villazón
La estructura económica de la provincia de Salta genera, sobre todo en los conglomerados humanos más poblados, una altísima pertenencia del mundo laboral dedicada a la albañilería y derivados o lo que se llama el rubro de construcción. Que el principal diario de  alcance provincial titule, a modo catástrofe, que este año, atiéndase que se refiere a este año, “la construcción” dejó sin trabajo al 1,5 % de la población es algo para tener en cuenta.

Con este cálculo nos referimos a todos los componentes de las familias de los despedidos dado que “este año se perdieron alrededor de cinco mil puestos de trabajo de la actividad en la provincia en comparación a 2017, según dijo a El Tribuno el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) en Salta, Rubén Aguilar.”

No nos imaginemos lo que debe haber ocurrido en el recorrido de los tres años del gobierno macrista-urtubeicista. Sobre las caídas de los sectores derivados, cemento, ladrillos, puertas, ventanas, pisos, electricidad, gas y agua, etc., sería válido saber que perdimos prácticamente toda la obra pública este año y nosotros podemos confirmar que en todo el año 2019 el gobierno ya anunció que no se prevé ni siquiera una casa en el sistema estatal de viviendas.

El Tribuno, diario macrista y urtubeicista si los hay, agrega que “de acuerdo a la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), en octubre la caída local en la venta del material básico de la construcción llegó al 26,5%, en relación al mismo mes del año pasado. Es uno de los distritos con peores índices del país. Si se disgregan los datos de las AFCP se observa que el sector más afectado es el de la obra pública, ya que la disminución en el consumo de cemento a granel, que refleja sobre todo la inversión estatal, tuvo una disminución interanual del 36% en octubre. La compra de cemento en bolsa, que brinda un panorama de la parte privada, cayó un 22% en el mismo mes con relación a octubre de 2017.

De los demás índices, como ser la pobreza estructural, la indigencia, el promedio del salario, la mortalidad y la desnutrición infantil, así como los valores deficitarios de la educación y la salud o la ausencia casi al límite de la productividad de tipo industrial, guarismos que vienen sucediéndose desde hace 200 años no nos vamos a ocupar, porque ya resulta ocioso hablar de la misma tragedia casi ancestral.

El entonces presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta, Rubén Barrios, indicó que según un relevamiento que se concluyó, en el micro y macrocentro de la capital salteña se registraron, en lo que va de este año, 600 cierres de comercios.

Pero el problema no termina en los cierres de comercios, Barrios sostuvo que en el relevamiento que se realizó desde la Cámara de Comercio se registró que se vendió un 12 por ciento menos de aquello que fue vendido en agosto de 2017. Explicó que este término es el que representa una menor cantidad de unidades vendidas en todos los comercios relevados.

Pero pese a la inflación y la devaluación del peso argentino, el importe también bajó: es un 3 por ciento menor de aquello que se registró en ventas. Todos los datos en comparación a los que se dieron durante agosto del año pasado. Por su parte las empresas de venta automotriz tuvieron, en el mes de noviembre, una reducción del 51 % de ventas en relación al mismo mes de 2017. Aquí no detenemos nuevamente para tratar de saber cuál será el número de los últimos 3 años.

Mientras  tanto Salta tiene dos candidatos a presidente para las próximas elecciones. Mauricio Macri que ganó las elecciones de legisladores nacionales en 2017, tiene dentro de su “espacio” al intendente de la ciudad Capital, a Juan Carlos Romero, senador nacional, que es exgobernador, propietario de El Tribuno, de la única radio AM privada de la provincia, de la retransmisora de La Red de capital federal y una de las más grandes fortunas del norte argentino.

Como se sabe, Macri, que posee en Salta importantes establecimientos agrícolas ganaderos juntos a su familia y las familias de varios de los integrantes de su gabinete, es candidato a Presidente. Ya tenemos uno.

Si nos percatamos de la asociación de acciones del Gobernador Juan Manuel Urtubey con todo lo que el Gobierno Nacional propuso para la provincia, con los dos votos de Senado (uno de ellos su propio hermano) y con la conducción del bloque de diputados nacionales peronistas sometidos,  que conduce Pablo Kosiner, sabemos que este gobernador también es candidato a Presidente.

Ahora tenemos a los dos. ¡Qué lástima que la pobreza salteña sea parte de su maravilloso paisaje! ¡Qué poco podemos ofrecer a los argentinos todos para la nueva Presidencia que comenzará en diciembre del 2019!