05 Agosto 2019

Si hoy fuese 12 de agosto

Por Jorge Villazón
Hagamos como si hoy fuese el lunes después de las PASO y, ya con los resultados, estuviésemos leyendo el diario de ese día. Nuestro primer comentario sería sobre lo que la soberanía del Pueblo decidió en cuanto a las fórmulas presidenciales.

Para no dejar de comparar las posibles opiniones que podrían sobrevenir ante los resultados que se esperan tomemos, no por casualidad, la del irónico comentarista de La Nación Carlos Reymundo Roberts, que se publicó el pasado sábado 3 de agosto: “Cuando todavía faltan ocho días para las PASO, estoy en condiciones de adelantar que podría darse un resultado totalmente inesperado, histórico, único: van a ganar todos. Los Fernández, porque es muy probable que estén por encima de Macri-Pichetto; Macri-Pichetto, porque es probable que no estén lejos de los Fernández; Lavagna, porque volverá a ver una boleta con su nombre en el cuarto oscuro y eso lo emociona…”.

Entonces ya podemos decir, si hoy fuese el lunes 12 de agosto, que Alberto y Cristina han obtenido la mayor cantidad de votos en esa “primaria”, esto no es algo como para no prestarle atención, dado que La Nación habla de que Macri-Picheto no han estado “lejos”, o sea que, para nosotros el título podría ser: “Ganó Alberto” o “Perdió Macri”. ¿Vieron que no es tan difícil escribir hoy la columna del próximo lunes?

O sea que lo que para nosotros es posible (Que puede ser o suceder), para La Nación es probable (Verosímil, o que se funda en razón prudente. Que se puede probar o que hay buenas razones para creer que se verificará o sucederá). Ya está, mandémoslo a la rotativa.

Ahora nos dedicamos a lo que sucedió (perdón por el uso incorrecto del tiempo en el verbo) en nuestra provincia. Creo que no hay mucha duda para poder asegurar que Alberto y Cristina lograron “arrastrar” a Sergio Leavy para que sea el más votado como candidato a Senador Nacional, me parece que Juan Carlos Romero no se “prendió” de Mauricio Macri y Juan Manuel Urtubey usó su localía para lograr “el milagro” de llevar a Marcelo Lara Gros al segundo lugar. Si esto último no sucediera, el destino político de Urtubey estaría en dificultades.

En la categoría de precandidatos a diputados nacionales sólo hay internas en el Frente Todos y en Juntos por el Cambio.  Los resultados en el Frente Todos hablan de si el PJ salteño se  viene en banda hacia el kirchnerismo o si la propuesta de los trabajadores organizados lo han impedido. Mientras tanto en el “romerismo” la cuestión dirime si se separan de Cambiemos o si Miguel Nanni los obliga a quedar “pegados”.

Por el lado del “urtubeycismo” se sabrá si Pablo Kosiner se sacó la lotería y sigue en carrera. No más que esto, ni menos por supuesto, es lo que serán los resultados y las resultantes de lo de ayer, perdón, de lo del próximo domingo, digo para volver al presente. Pero lo importante viene después del 11 de agosto, porque lo que está en juego, tanto en el País como en la Provincia, es lo que terminará marcando el presente y el futuro de todos y de Todos.

En cuanto a lo que sucederá en el rubro de los cargos en pugna dentro de la provincia, en donde se elige el próximo Gobernador, los próximos Intendentes, los próximos Senadores, los próximos Diputados y los próximos Concejales, las maniobras, las “zancadillas”, los “putsch” y las “agachadas”, comenzarán en los días previos al 17 de agosto, fecha en la que hay que presentar los candidatos en las listas en pugna.

Todo el conjunto de “los próximos” es el destino de la Salta nueva, la que podrá ser un reflejo de lo que ocurra en el País, aunque la agravante en el tiempo electoral es que en un largo periodo, desde ahora y hasta el 27 de octubre al menos, sucederá en simultáneo.

Mientras analizamos los resultados de las PASO del 11 debemos estar atentos a la conformación de las listas del 17 y nos encaminamos a las PASO provinciales del  6 de octubre y con el resultado de las Generales del 27 de octubre, caminaremos hacia las Generales del 10 de noviembre en Salta.

Ni les cuento si en ese tiempo estamos preparándonos para el balotaje del 17 de noviembre en la nacional. Sé que esto es un verdadero “quilombo”, pero como decía el gaucho… ¡Hay que organizarse!