Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
El mismo día que en el estadio del Real Madrid se jugaba el clásico Boca/River (9/12/2018), se cumplía un nuevo aniversario de la Batalla de Ayacucho (9/12/1824) el último gran enfrentamiento militar con España en tierras americanas. Por eso -de este lado del Atlántico- el ingenio popular hizo rápidamente suyo el rebautizo como “Copa Conquistadores”, a la antigua “Copa Libertadores”.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
El viernes que pasó, amigo lector, tuvo lugar en la Universidad Nacional de Lanús (Buenos Aires), un peculiar Congreso de Filosofía y Geopolítica bajo el nombre de Néstor Kirchner. Era el segundo de ese tipo (el anterior se había hecho en la Universidad Nacional de Avellaneda) y en ambos casos la utilización de un nombre propio, no fue obstáculo para respetar la pluralidad de los disertantes invitados y de las ponencias que allí se escucharon.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
El mes pasado escribí –por invitación de la revista psicoanalítica “Enlaces”- una nota con motivo del bicentenario del nacimiento de Carlos Marx. Me permito ahora compartirla (abreviada) con usted, amigo lector. Comienzo entonces por contarle que hace aproximadamente unos veinte años -estando en la ciudad de Colonia (Alemania) para dar una conferencia- no puede resistir la tentación de ir a Tier (Tréveris) la ciudad natal de Carlos Marx.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
El año próximo se cumplirán 70 años de dos hechos políticos y culturales de primera magnitud, cuyas repercusiones llegan hasta nosotros: el Primer Congreso Nacional de Filosofía, “La Comunidad Organizada” y la jura de una (realmente) nueva Constitución Nacional. Lo que realmente importa de ambos es su vigencia, la cual sólo ocurre si somos capaces de proyectarlos y pensar categorialmente nuestro presente difícil presente argentino.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
La Conferencia Episcopal Argentina –que preside ahora Monseñor Oscar Ojea, un obispo muy cercano al Papa Francisco- ha convocado para dentro de pocos días un Encuentro en Tanti (provincia de Córdoba), bajo  ese título: “Repensar la Política”. Me pareció suficientemente sugestivo como para no dejarlo pasar por alto.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
En el momento que escribo estas líneas ya llegó a Buenos Aires Christine Lagarde y el nuevo Acuerdo que acabamos de firmar con el FMI se escucha y discute por todas partes. Para peor llueve desde hace varios días sobre la ciudad y eso –junto al índice inflacionario del 3,7%, más el subibaja interminable del precio del dólar- no ayudan precisamente para levantar el ánimo colectivo.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto “Uno”)
Una tarde de invierno –acaso del año 1969– un pequeño grupo de estudiantes de Filosofía de la UBA, tocamos el timbre del departamento 7° “30” de la avenida Rivadavia 2341, a pocas cuadras de la vieja Plaza Once. Nos abrió la puerta su mujer (Elbia) y un poco detrás nos estaba sonriendo –con la bonomía de siempre- don Leopoldo Marechal.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”) - Última parte
En los inicios de este siglo XXI el viejo Imperio Británico se encuentra definitivamente debilitado. Aunque es necesario reconocer que se trató de un fraccionamiento y una retirada inteligentemente ejecutada. Alambró convenientemente la subsistente “Comunidad Británica de Naciones” y las colonias inglesas (de hecho o de facto), a las que volverá a prestar atención con renovado interés.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”) - Primera parte
Cuando los parlantes de la cancha de Boca hacían lo humanamente posible para que el público vivara a la Selección Argentina de Futbol con algo parecido al “entusiasmo”, el primer cántico que bajó espontáneamente de las tribunas fue el clásico: “El que no salta es un inglés…”.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
Fernando Pessoa -ese poeta portugués tan singular- ante la imperiosa necesidad de expresarse, inventó varios “heterónimos” (personalidades diferentes de él mismo) poniendo en cada una de ellas, tal o cual sentimiento o razón. Incluso fue más lejos y les inventó una vida completa y hasta llegó a imaginar encuentros y cruces en diferentes circunstancias. Por cierto que no estaba “loco”, ni algo por el estilo. O si lo estaba era un loco genial.

Por Mario Casalla (Especial para  “Punto Uno”)
Hace  un par de  años Mario Almirón (joven dirigente  sindical cordobés y hombre  estudioso del derecho laboral) disparó una  frase que  me quedó flotando: “Hoy existen  Sindicatos, pero  no Movimiento Obrero”. Dicha por un sindicalista adentro de un Sindicato de larga  afiliación y militancia en la  CGT, daba  que  pensar.

 

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
Los peronistas nunca supieron muy bien qué hacer con su propio partido, por eso no es casual que recién ahora –cuando la Justicia Electoral ha intervenido su Conducción Nacional- empiecen a pensar en él con un poco más de interés e inquietud.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
A pesar del célebre consejo, claro que es posible tropezar varias veces con la misma piedra! Sobre todo cuando esa piedra es Inglaterra y de este lado nuestros gobiernos no tienen en claro qué es eso del “interés nacional”. Y si hay alguien en este mundo que tiene eso bien clarito, ésta es la Rubia Albión.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
Aquí está a punto de decretarse el inicio del otoño. Lo empiezan a indicar las bajas de temperaturas y cierto color muy típico que va tomando la ciudad.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
En 1915 –en un gesto poco grato, seguramente- la figura del Diablito del Cabildo se fue de Salta donada al Museo de Luján. Regresó a recién en 1945 y entonces pudo presenciar -al año siguiente- las elecciones del 24 de febrero de 1946 en las que el Peronismo hizo su entrada en la política argentina.

Por Mario Casalla (Especial para “Punto Uno”)
Nunca se sabe cuándo algo va a triunfar. Esto, tanto en la vida personal como en la política y social. El Obelisco –ahora ícono indiscutible de la Reina del Plata- no escapó a las generales de esa ley. Inaugurado en 1936, los diarios de la época lo llamaron “armatoste sin sentido” y “bodrio en perspectiva”.