21 Enero 2019

Piden avanzar con el juicio en contra del ex diputado Singh

Para la Fiscalía, las pruebas reunidas a lo largo de investigación, permitieron dejar acreditada la participación delictiva de Kuldeep Singh y sus cómplices en el robo a mano armada a la empresa Nutribras SA. “Singh cumplió un rol protagónico” afirmó el fiscal Federico Jovanovics, de la Unidad Fiscal contra Robos y Hurtos en su requerimiento a juicio.

Tras tres meses de diligencias y otras medidas tendientes a reunir pruebas en torno al asalto a la firma Nutribras SA, ubicada en el Parque Industrial de la ciudad de General Güemes, el fiscal elevó al Juzgado de Garantías 5 en feria, el pedido formal de juicio en contra del ex diputado provincial por Rosario de la Frontera, Kuldeep Singh.

En su escrito, Jovanovics sostuvo que “quedó acreditado con claridad la autoría de Kuldeep Singh, ya que cumplió un rol protagónico, junto a los otros imputados y coautores, los hermanos Claudio y Cristián Romano, Marcelo Medina, Ariel Arias, Juan Lujan y Víctor Uncos, en el robo a mano a armada a la empresa”.

“Cabe tener en cuenta el comportamiento y la peligrosidad de los causantes, que de acuerdo a lo captado por las cámaras de seguridad, ingresaron al establecimiento con un arma de fuego y redujeron al sereno de manera violenta.  Además, según el registro de las filmaciones y las constancias de la causa, Kuldeep Singh debió organizar el despliegue delictivo previamente, para así poder disponer de personal y de varios vehículos de su propiedad, camiones, camionetas autoelevadores, uno de ellos incluso abandonado por problemas técnicos en la estación de servicio El Jagüel de Güemes.”, agregó.

En vista de estos elementos y otras pruebas obtenidas durante la investigación, el fiscal solicitó al Juzgado de Garantías que se avance con el juicio en contra de Singh, Medina y los hermanos Romano por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada y robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por ser cometido en poblado y en banda”.

Por otra parte, requirió que Arias, Luján y Uncos respondan por el delito de “robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por ser cometido en poblado y en banda”. El avance de la causa, ahora quedó bajo la órbita del Juzgado de Garantías.

Primer encuentro

Los delitos endilgados, tanto a Singh como a sus tres empleados, surgen de un hecho registrado el 26 de octubre del año pasado, cuando el entonces diputado citó en el supermercado KUVEFA de su propiedad, a Jonathan Diez, quien tenía vínculos con Nutribras SA.

En un mensaje a Diez vía whatsaap, Singh dejó en claro la cita: “hola Jonathan, buen día espero que vengas, no hagas que vaya a buscarte”. El encuentro era para reclamarle por una serie de cheques sin fondos de la empresa Nutribras SA, y que no iba a perder ese dinero. Adelantó que iba a contactarse con unos “tucumanos” y que éstos iban a encargarse del cobro.

Singh programó viajar con Diez ese mismo 26 de octubre a las 11.30 y pasó a buscarlo por su casa en Rosario de la Frontera. Singh llegó en una camioneta VW Amarok gris oscura conducida por Medina, tras lo cual se dirigieron hasta la estación de servicio YPF “Futuro II”, de esa ciudad.

Allí, Singh descendió y caminó hasta otra camioneta Amarok blanca, donde ascendió y a los minutos regresó con un sujeto. Se trataba de Claudio Romano, quien se acomodó en el asiento trasero junto a Diez, a quien amenazó con un arma de fuego, la que mantuvo apuntándole al estómago al empleado.