13 Agosto 2019

Se decide si el empresario Matías Huergo queda libre

La Justicia Federal descubrió la relación entre el empresario Matías Huergo y el ex secretario de Hacienda de la Municipalidad de Salta Pablo Gauffín. La investigación del fiscal Federal Ricardo Toranzos encontró una presunta asociación ilícita con connivencia de funcionarios públicos en la obra pública.

Por Darío Illanes

Fraudes, coimas, facturas truchas, millonarias ganancias con el dinero del Estado y el Pueblo. Esto comenzaron a descubrir los investigadores de la AFIP a fines de 2017. Al fiscal Toranzos le llegaron los informes acerca de cifras superiores a los quinientos millones de pesos ($ 500.000.000) y de tal modo construyó la acusación en los primeros meses de 2019.

El 9 de mayo, el juez Federal Julio Leonardo Bavio ordenó a la Policía Federal detener a Matías Huergo, directivo de la empresa Arcadio y el dueño de LUSal. La orden del magistrado dice: “el objeto preponderante de la presente investigación -según las denuncias de la AFIP y los requerimientos de instrucción del Fiscal Federal de Salta nro. 1 Dr. Ricardo Toranzos- gira en torno, por una lado, de la presunta existencia de una asociación ilícita fiscal que opera consumando delitos de evasión tributaria agravado por el uso de facturas apócrifas y por otro, a raíz de la sospecha sobre fraudes en perjuicio de la administración pública municipal y provincial, como así también de la empresa Co. S.A. y SA”

El documento del Juzgado Federal De Salta 1 es el Expediente 24746/17, caratulado: “Imputado: Huergo, Matias Luis (Secsa - Arcadio)”

La investigación de la AFIP y el fiscal Toranzos detallan los mecanismos ilícitos de adjudicación de obras de estado, facturaciones truchas para evadir impuestos y pagos de coimas. Todo con dinero público. Estos delitos, sólo en el caso de Huergo, lo habrían beneficiado con 30 millones de pesos.

Diez millones

El empresario está preso desde hace 3 meses. Su abogado defensor - fracasado el pedido de sobreseimiento - solicitó la excarcelación. Toranzos la objetó, pero finalmente una resolución judicial del Juzgado Federal de Garantías 1 dispuso la libertad bajo fianza. Eso si, con el pago de una caución de 10 millones de pesos. En efectivo.

El fiscal federal apeló la decisión del juez, como también la defensa. En este caso, pidiendo que sea menor y con bienes.

El abogado del empresario presentó una nueva apelación para evitar pagar el monto de 10 millones o caso contrario entregar un inmueble o autos. La Cámara Federal debe resolver su pedido - como el de la Fiscalía - esta semana.

“Él (por Huergo) no tiene ese dinero para depositar, no trabaja desde hace tres meses”, dijo Sebastían Espeche.