20 Agosto 2019

Renunció el primer ministro italiano Giuseppe Conte

La decisión fue anunciada ante el Senado luego de que el partido de ultraderecha, Liga, presentara una moción de censura contra su gobierno.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, confirmó este martes que presentará su renuncia ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, tras la crisis abierta en el país entre el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, integrantes hasta el presente de la alianza de gobierno.

“Este gobierno se terminó. Presentaré mi renuncia al presidente de la República, Sergio Mattarella” dijo Conte, en un discurso ante el Senado que fue interrumpido por aplausos y gritos de protesta.

Conte realizó el anuncio luego de que el líder de la Liga, ministro del Interior italiano y vicepresidente del Ejecutivo italiano, Matteo Salvini, presentara una moción de censura en su contra.

En ese sentido, Conte disparó contra el funcionario en duros términos y lo acusó de oportunismo y de “irresponsabilidad institucional”, al haber desatado una crisis “que ha llevado al país a una espiral de incertidumbre política y financiera”.

Es que a principios de mes, Matteo Salvini, líder de la Liga y actual ministro del Interior, dinamitó la coalición en el poder de ese país europeo. En esos días, el funcionario reclamó elecciones anticipadas.

El político, que llegó al gobierno en junio gracias al 17 % que obtuvo en las legislativas de marzo de 2018 logró aumentar su popularidad con una dura política contra los inmigrantes.

Su partido llegó primero con un 34% de votos en las elecciones europeas de mayo, y los sondeos le otorgan actualmente entre un 36% y un 38% de intenciones de voto, con los que sueña en convertirse en primer ministro, formando gobierno con otro partido más pequeño de extrema derecha, Fratelli d’Italia.

La crisis entre los dos aliados se profundizó tras el voto el miércoles en el Senado a favor del controvertido proyecto de línea de tren de alta velocidad entre Francia e Italia, conocido como TAV.

Los aliados votaron en el Senado en forma opuesta y el texto fue aprobado tal como pedía Salvini, mientras que el M5E quedó en minoría. Al poco tiempo, el líder de ultraderecha formuló el pedido de elecciones anticipadas y adelantó que presentaría una moción de censura contra el primer ministro italiano.