10 Septiembre 2019

Gremios estatales paran en todo el país para reclamar la reapertura de paritarias

De la medida forman parte la CTA Autónoma y ATE, entre otros sindicatos. Reclaman la reapertura de paritarias y la reincorporación de empleados despedidos.

Gremios estatales realizan este martes un paro general nacional que incluye cortes y protestas en reclamo de la reapertura de las paritarias, la reincorporación de trabajadores despedidos, recomposición salarial y el aumento del salario mínimo vital y móvil, entre otros pedidos.

De la medida participan la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma; la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); la Federación Judicial Argentina; la Conadu Histórica y Fesprosa.

En la Ciudad, habrá una movilización que se iniciará en 9 de Julio y Av. de Mayo y luego culminará en la Plaza de Mayo.

La nueva jornada de protesta suma tensión a la relación entre el Gobierno y las organizaciones sociales, luego del acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Además, forman parte del reclamo los profesores universitarios, que junto a médicos y otros sectores de la administración pública se suman a la marcha en demanda del restablecimiento de programas que fueron dados de baja. Los docentes por su parte, no se unieron al paro por lo que, excepto en Chubut, habrá clases normalmente en todo el país.

Por su parte los judiciales, en medio de un paro de 36 horas, se movilizarán desde las 10 al Palacio de Tribunales en reclamo de un aumento salarial, mientras que los trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil se sumarán en reclamo del pase a planta permanente de contratados. Además, piden capacitación y ropa de trabajo.

Por ello, ante la posibilidad de demoras y cancelaciones en vuelos, el Ministerio de Producción y Trabajo dictó la conciliación obligatoria e intimó a los gremios a dejar sin efecto la medida de fuerza.

El Polo Obrero y Barrios de Pie no descartan llevar adelante un nuevo acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en repudio a la negativa del Gobierno a recibirlos. Los movimientos sociales exigen planes de trabajo y un refuerzo en las partidas que reciben las familias más vulnerables.