Imprimir esta página
05 Noviembre 2019

Alberto Fernández se reunió con AMLO

Después de almorzar con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, sentenció que "cambia un gobierno no la realidad económica".

"Lo que la Argentina vive en materia de dólares es lo que (Mauricio) Macri produjo en materia de dólares". De esta forma comenzó la respuesta de Alberto Fernández al ser consultado si el cepo cambiario seguiría en lo inmediato apenas asuma. "El 10 de diciembre no es una fecha mágica, ese día sabremos cuántos dólares quedan en el BCRA, eso no se resuelve con un cambio de gobierno",  completó.

En su primera conferencia de prensa tras ganarlas elecciones el 27/O, después de almorzar con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo apuntó contra quien será su antecesor: "(El cepo) es el resultado de una política que ha dejado que migren decenas de miles de millones de dólares, que no se convirtieron en obras, en ahorros, se convirtieron en fugas de divisas".

Para que quedara claro, ante una repregunta Alberto Fernández insistió: "El 10 de diciembre cambia un gobierno no la realidad económica".

Con respecto a la relación con el Fondo Monetario Internacional, el próximo mandatario sostuvo: "El FMI es también responsable de lo que pasa en la Argentina, lo que pedimos es reflexión sobre el estado que quedó la Argentina y la comprensión de que no podemos seguir ajustando a los argentinos. Cuando Macri deje el poder habrá un 40% de pobreza".

Poco después del mediodía de ayer, comenzó la reunión entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el presidente electo de los argentinos, con el futuro de la integración regional y el vínculo comercial entre ambos países como temas principales. “Es una visita que estimamos mucho. Vamos a recibir al presidente Alberto Fernández a quien ya felicitamos por teléfono y vamos a platicar y a comer juntos”, comentó López Obrador en un primer momento.

Fernández llegó junto a Felipe Solá, Miguel Cuberos y Cecilia Todesca, unos minutos antes del horario pautado para el encuentro. En la entrada lo esperaba un grupo de argentinos para saludarlo. Lo salió a recibir el subsecretario para América Latina Maximiliano Reyes Zúñiga, quien lo condujo hasta el despacho presidencial por los amplios pasillos del Palacio Nacional. "López Obrador le dijo a Alberto que quería abrir una relación bilateral diferente en todos los sentidos. El tema del comercio es importante", comentó Solá antes de ingresar a la reunión.

"Va a salir adelante Argentina, es una gran país que tienen mucho potencial y cuenta con muchos recursos naturales. Es un granero mundial que tienen muchas posibilidades de salir adelante; además es un pueblo bueno y que siempre ha luchado por la democracia. Tenemos buenas relaciones históricas", dijo AMLO, quien además se comprometió a ayudar, en la medida de lo posible, a la dañada economía argentina.

"En lo que podamos ayudar, lo vamos a hacer, eso se lo expresé al mandatario electo", continuó.

El mandatario mexicano ofreció hacer "todo lo que podamos para ayudar en la adquisición de bienes que se producen en Argentina para que el pueblo argentino con su nuevo gobierno pueda enfrentar la crisis económica y pueda haber crecimiento y bienestar".

"Todo lo que podamos lo vamos a hacer, como lo estamos haciendo con países de Centroamérica en la medida de nuestras posibilidades y buscando que no haya crisis económicas en el continente", abundó.

Asimismo, dijo que es importante exponer la experiencia mexicana "de cómo no seguir aplicando la misma política económica que una y otra vez ha fracasado", en referencia al neoliberalismo, un blanco frecuente de sus ataques.

El presidente dijo que "no hay que seguir el mismo camino trillado" sino optar por cambios que implican "aplicar una auténtica política de austeridad, ser muy estrictos en el combate a la corrupción, que no haya lujos en el gobierno".