02 Diciembre 2019

Esta semana podría haber definiciones sobre el gabinete de Gustavo Sáenz

El próximo martes 10 de diciembre asumirán el gobernador electo Gustavo Sáenz y el vicegobernador Antonio Marocco. Sobre el gabinete que acompañará la gestión trascendieron algunos nombres, pero ninguno de ellos fue confirmado por el futuro mandatario provincial, quien frenó las versiones diciendo que definiría a los ministros una semana antes de posicionarse en el cargo.

Cuando la danza de nombres para ocupar los ministerios ya empezaba a generar polémicas, el gobernador electo, Gustavo Sáenz, usó el micrófono del programa que conduce por Fm Aries, para decir que definiría a sus ministros una semana antes de asumir. "Ahora se están diciendo muchos nombres, pero por el momento solo se está haciendo un trabajo a cargo de equipos técnicos y político", agregó.

Ese canal de comunicación viene siendo el elegido por Sáenz para referirse a temas que demandan su atención, como cuando les habló directamente a los funcionarios de su actual gestión municipal, para recordarles que debían seguir trabajando en esas funciones.

Así sobre la conformación del gabinete que lo acompañará en la función provincial, el gobernador electo afirmó que no está definiendo nombres y pidió que quede claro que él será el encargado tomar la decisión ya que no tiene presiones de nadie porque llegó a la gobernación de la mano de Dios y la gente.

Ante los cuestionamientos que surgieron por los posibles nombres que ocuparían algunos cargos, Sáenz aseguró que así pasa en la vida, a muchos les gusta y otros cuestionan, y esto también sucede con médicos, ingenieros y la gente en general.

“Si me equivoco, me equivoco yo. Si no nos equivocamos, quiere decir que estamos por el buen camino”, sostuvo el gobernador electo.

“En estos días salieron un montón de nombres, de posibles ministros, secretarios que me van a acompañar en el gabinete. Quiero decir que se está trabajando en la transición, no necesariamente aquellos que trabajan en la transición con el gobierno de la provincia, van a ser los que van a ocupar los ministerios y las secretarias” Adelantó en referencia a los equipos encabezados por Pablo Outes, que mantienen reuniones con los funcionarios salientes.

Economía

Nombres claves como el que hará cargo de las finanzas provinciales, permanecen en la incógnita, luego que se rumoreara la participación en esa cartera del ex ministro Carlos Parodi, o el ex diputado nacional Javier David, quien también tuvo un paso por Economía de la Provincia. Pero con la orden bajada por Sáenz al equipo de la transición de no adelantar nombres, no pasaron de versiones incomprobables.

El área económica se muestra como una de las que mayor pericia requerirá por parte de su titular, atendiendo a que la situación actual, con el proyecto de Ley del Presupuesto 2020 a la espera de definiciones nacionales, como manifestó el gobernador saliente Juan Manuel Urtubey, indica que la maniobrabilidad de recursos deberá hacerse al filo de un año desgastante por la acumulación de elecciones y movimientos políticos, así como en lo económico para la población, por lo que la luna de miel que habitualmente se le otorga a la relación con los gobernantes que recién ingresan, podría llegar sobrecargada de expectativas y con poca tolerancia a frustraciones.

Política

Desde que Cristina Fernández de Kirchner subió a la carrera presidencial a Alberto Fernández, las sorpresas en materia política se sucedieron a razón de al menos dos por mes, en este 2019 que transita sus últimos días. El triunfo de esa fórmula, augura que las piezas aún no se reacomodaron del todo en el tablero de la política nacional, y tampoco en el provincial.

Aún durante la campaña y al resultar electo, Gustavo Sáenz manifestó que trabajaría con el presidente electo. El sábado pasado el Congreso Provincial del PJ se encolumnó atrás de los nuevos tiempos políticos, pero esa declaración casi susurrada de la dirigencia partidaria salteña podría no ser suficiente, si se tiene en cuenta los movimientos que a nivel nacional vienen sucediéndose desde el retorno de Cristina de Cuba donde estuvo acompañando a su hija Florencia.

La ex presidenta y vicepresidenta electa, habría frenado nombres como el de Florencio Randazzo o Diego Bossio, para integrar el futuro gabinete, dando muestras de que no estaría dispuesta a llevar los gestos de reconciliación hacia quienes se sumaron a los cuestionamientos directos hacia su figura que abundaron durante la etapa macrista.

La relación entre Nación y Provincia es para la nueva etapa algo aún a construir. La asunción de Sáenz-Marocco el mismo día que Fernández-Fernández, evitará especulaciones sobre presencias o ausencias nacionales en la ceremonia salteña, pero un primer encuentro deberá darse en algún momento de la nueva etapa en que ingresa el país.