13 Enero 2020

Firmaron la adhesión de Salta al programa Argentina contra el Hambre

El gobernador Gustavo Sáenz y el ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo, firmaron ayer la adhesión de Salta al programa Argentina contra el hambre, una de cuyas puntas es la distribución de la tarjeta Alimentar. Comenzará a implementarse en febrero.

En Casa de Gobierno, el gobernador salteño y el ministro de Desarrollo Social de Nación, firmaron la documentación para la adhesión de la Provincia al plan nacional diseñado para combatir los efectos de la crisis económica en el país.

El acto se desarrolló al regreso del recorrido por el norte provincial que realizaron equipos de Nación y Provincia. Tras la firma, Daniel Arroyo tomó la palabra e inició manifestando sus condolencias “por el fallecimiento de los niños de los últimos días”. Posteriormente expresó que “la Argentina tiene una situación crítica y no puede pasar que niños fallezcan en un contexto social complicado”, para a continuación transmitir el saludo del presidente Alberto Fernández.

Arroyo consideró que hay “problemas de agua que terminan generando problemas de salud, y también problemas alimentarios”, y dijo que la presencia del equipo de Nación obedeció a “hacer cosa hoy, ya, en medio de la urgencia y también el problema estructural”.

El funcionario enumeró algunas de las acciones que desarrolló la cartera que conduce en el norte salteño, como la entrega de módulos alimentarios y agua envasada, pero aclaró que esto “no cambia la situación estructural pero si la emergencia le pone un piso a la caída y luego hay que ejecutar cambios estructurales”, tales como la provisión permanente de agua potable. Arroyo informó que un equipo de Desarrollo Social permanecerá trabajando desde la localidad de General Mosconi.

 

Tarjeta

“Hemos firmado la puesta en marcha de la tarjeta alimentaria tarjeta del banco nación que no permite extraer dinero sino comprar alimentos”, manifestó el ministro Arroyo al momento de referirse al convenio firmado ayer.

El funcionario explicó que el plan y la tarjeta se pondrán en marcha en el mes de febrero, y que antes las receptoras de la tarjeta Alimentar, que serán madres de niños de menos de seis años, mujeres desde los tres meses de gestación y beneficiarios de la asignación universal por hijo,  deberán hacer un curso de nutrición.

Arroyo aseguró que para su distribución no están previstos intermediarios, sino que las beneficiarias serán comunicadas por mensajes de texto desde Anses, y posteriormente la tarjeta se recarga automáticamente el tercer miércoles de cada mes con montos que van desde los cuatro mil pesos.

El ministro convocó a difundir pautas de buena alimentación para un correcto uso de la tarjeta, consistente en la promoción del consumo de: leche carnes frutas y verduras.

Además dijo que también se trata de un plan de empleo para la agricultura familiar, en referencia a las miras de dinamizar a esos sectores, ya que estimó que solo en Salta la utilización de la tarjeta movilizaría 380 millones de pesos a la economía social.

Arroyo explicó que a tarjeta Alimentar funcionará con posnet, y adelantó que buscarán ampliar la cantidad de comercios que puedan operar con el plástico, mediante la implementación de una aplicación de celular para realizar el cobro.

El funcionario aclaró que la tarjeta no es para las comunidades del norte, sino que está pensada para las zonas urbanas, en este caso de Salta, y marcó tres objetivos del plan: “no puede haber hambre en la argentina, segundo tenemos que priorizar a los más chicos, tercero tenemos que trabajar muy articuladamente el gobierno nacional y el provincial. Tenemos que trabajar todos para generar cambios estructurales”, convocó Arroyo.

“Me voy con la sensación que hemos acompañado a las comunidades y que tenemos el compromiso de resolver uno de los problemas más importantes del país, el hambre y los niños”, manifestó Daniel Arroyo y cerró diciendo que “el compromiso del Gobierno nacional, del presidente Alberto Fernández, es poner el cuerpo y trabajar. La argentina se reconstruye de abajo hacia arriba y lo primero es el problema del hambre”.