25 Marzo 2020

El príncipe Carlos de Inglaterra tiene coronavirus

Es el hijo mayor de la reina Isabel II y heredero al trono de la corona británica. Según informó un vocero de la corona, mostró algunos síntomas leves de la enfermedad de coronavirus.

El príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono británico, dio positivo a la prueba del coronavirus. A sus 71 años, el hijo mayor de Isabel II presentó “síntomas leves”. Además, la esposa del príncipe, Camila de Cornualles, también fue sometida a la prueba pero dio negativo.

Carlos y su esposa abandonaron su residencia de Londres hace unos días. Están realizando la cuarentena en Escocia. En tanto, la reina de Inglaterra, Isabel II, está recluida en el castillo de Windsor con ocho personas más.

“Ha manifestado síntomas suaves, pero su salud es buena y sigue trabajando desde casa en los últimos días, como es habitual. La duquesa de Cornualles también ha sido sometida a pruebas pero no tiene el virus”, indicó el comunicado de Clarence House.

Además, informaron que de acuerdo con las recomendaciones médicas y del Gobierno, el Príncipe y la duquesa se mantienen aislados. Y agregron: “Las pruebas las llevó a cabo el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) de Aberdeenshire, que cuentan con los requisitos para poder realizarlas. No es posible determinar dónde obtuvo el contagio el Príncipe, dado el elevado número de eventos en los que ha participado en las últimas semanas“.

El heredo del trono estuvo por última vez en el Palacio de Buckingham Palace el 12 de marzo. Desde hace semanas, evita estrechar las manos de otras personas. Al tener 71 años pertenece al grupo de riesgo con mayor tasa de mortalidad frente al Covid-19.

El Reino Unido registró más de 8 mil contagios y 423 muertes, según el balance de la universidad Johns Hopkins. El gobierno de Boris Johnson ordenó el lunes el confinamiento obligatorio de la casi totalidad de la población. En tanto, solo podrían circular con algunas excepciones.

A mediados de marzo, la reina Isabel II de 93 años, suspendió sus actividades públicas. En ese momento, la Casa Real anunció: “Como precaución sensata y por razones prácticas en las circunstancias actuales, se están haciendo cambios en los compromisos de agenda de la reina en las próximas semanas”.