14 Mayo 2020

La Oficina Anticorrupción renunció a la querella en los casos Los Sauces y Hotesur

La Oficina Anticorrupción abandonó su rol de querellante en las causas en las que Cristina, Máximo y Florencia son investigados por supuesto lavado de dinero.

La Oficina Anticorrupción (OA), a cargo de Félix Crous renunció a su rol de querellante contra la familia Kirchner en las causas Hotesur y Los Sauces, donde se investigan supuestas maniobras de lavado de dinero a través de la actividad hotelera. En estos casos están acusados la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus dos hijos, Máximo y Florencia, además de los contadores y abogados que habrían intervenido en las maniobras.

 

La OA argumentó que su renuncia se debe a que a tres razones: que las causas ya fueron elevadas a juicio y se encuentran en la etapa de instrucción suplementaria, que ya hay otra parte querellante, que es la Unidad de Información Financiera (UIF), y que los recursos humanos de la OA no son suficientes.

La decisión de dejar de acusar a los Kirchner fue comunicada por la OA al Tribunal Oral Federal 5 (TOF), integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Adrián Grunberg, a cargo del proceso oral por ambas causas. El juicio todavía no tiene fecha de inicio.

Las causas Hotesur y Los Sauces se tramitarán juntas en un mismo debate ante el TOF 5. En estos expedientes se investiga el alquiler de hoteles y propiedades a Lázaro Báez y Cristóbal López, que podrían encuadrarse en maniobras de lavado de dinero. En tanto, ahora la Justicia busca determinar si los alquileres eran, en realidad, un retorno por esas obras públicas.

El caso está en manos de los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Adrián Grünberg.