15 Septiembre 2020

Impuesto a la riqueza: quienes tengan bienes en el exterior podrían pagar hasta 8% de tasa

Este martes la cámara de Diputados comenzará el tratamiento del proyecto que grava a quienes poseen activos por más de $200 millones.

La Cámara de Diputados iniciará este martes el debate en comisión del impuesto a la riqueza, un proyecto de ley que pretende gravar por única vez a los contribuyentes con bienes desde $200 millones. La iniciativa presentada por el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Heller, recibió el visto bueno de la Casa Rosada y del Ministerio de Economía y Finanzas.

Se  trata de un “aporte solidario” por única vez y de forma extraordinaria producto de la pandemia de coronavirus que alcanzará a personas con patrimonios declarados al 31 de diciembre de 2019 mayores de $200 millones, y según calculan los impulsores del proyecto, afectaría a un universo de aproximadamente 12.000 personas.

Un informe del IARAF reveló el impacto del impuesto

No obstante, un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) advirtió que las personas con bienes en el exterior podrían llegar a pagar entre 7% y 8% de tasa efectiva entre este nuevo “aporte solidario” y Bienes Personales.

Además, una de las preocupaciones que surge en torno a la iniciativa del oficialismo tiene que ver con el hecho de dicho impuesto transitorio se termine convirtiendo en permanente, ya que “una vez que financian un gasto corriente que luego no baja, nadie toma la decisión política de sacarlos porque, dado el gasto, surge la necesidad de proponer un nuevo impuesto”, planteó el documento realizado por la consultora que dirige Nadín Argañaraz.

El informe muestra varios ejemplos que indican lo que le correspondería pagar de tasa efectiva de Bienes Personales y del nuevo impuesto a los contribuyentes, según su nivel de patrimonio y de acuerdo a lugar de radicación de sus activos. Según el análisis, las tasas se acrecientan enormemente cuánto más porcentaje de bienes esa persona tiene en el exterior.

Por ejemplo, mientras que para un contribuyente que tiene bienes por $200 millones en el país la tasa efectiva total (es decir, entre ambos impuestos) asciende a 3,11%, para uno que posee activos por $1.500 millones, esa tasa crece a 3,88%. Pero si esos dos mismos contribuyentes tienen la mitad de sus bienes en el exterior, lo que deben pagar se incrementa a 4,83% y 5,19%, respectivamente, según los cuadros anexados en el informe.

“Este aporte solidario se solapa con el impuesto a los Bienes Personales. Los dos tributos se aplican sobre prácticamente la misma base imponible, los bienes del contribuyente al 31 de diciembre de 2019, no pudiendo descontarse en ninguno de los dos casos los pasivos, es decir no son impuestos al patrimonio sino a los activos”, precisa el IARAF.

Las diferencias entre ambas bases imponibles son: a) el impuesto a los Bienes Personales tiene un mínimo no imponible de $2 millones, mientras que el proyecto de aporte solidario se aplica para contribuyentes con bienes desde $200 millones; b) todos los bienes exentos en el impuesto sobre los Bienes Personales se consideran gravados para el aporte solidario, no computándose mínimo imponible alguno en caso de quedar alcanzado.