16 Octubre 2020

Salta trabaja en la renegociación de una deuda de 615 millones de dólares

Para conocer el avance del proceso de restructuración de la deuda pública provincial, la Comisión Bicameral permanente de seguimiento y control, surgida tras la sanción de la Ley 8.198, recibió este jueves el primer informe mensual del Ministerio de Economía.

La Comisión Bicameral de seguimiento, integrada por los senadores Mashur Lapad; Jorge Soto, Silvina Abilés, Javier Mónico y los diputados, Carlos Zapata, Cristina Fiore, Gonzalo Caro y Daniel Sansone, recibió este jueves vía online, el primer informe del ministerio de Economía, en torno a los avances en el proceso de restructuración de la deuda pública provincial que se lleva a delante en el marco de la Ley 8.198.

El informe fue brindado por el ministro de Economía y Servicios Públicos; Roberto Dib Ashur; junto al secretario de Finanzas, Ariel Burgos y la secretaria de Planificación Financiera, Liliana Corona.

Tras una introducción sobre la situación financiera Argentina y mundial en el marco de la crisis económica ahondada por la pandemia y las perspectivas a corto y mediano plazo, Dib Ashur se refirió a la situación de Salta, que trabaja en la renegociación de una deuda de 615 millones de dólares, de los cuales un 75% está en esa moneda y un 25% en pesos.

Sobre la deuda en pesos, dijo que alcanza los $45.239 millones, con vencimientos este año por $1.375 millones en el caso del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial y de $1.083 millones en el Fondo de Garantía Sustentable de ANSeS. En el primer caso se refinanció  a 30 meses de gracia con nuevo vencimiento a partir de agosto de 2022 y en el caso del FGS, se espera que el Senado Nacional sancione la Ley que daría a las provincias la posibilidad de colocar en ANSeS un bono a 7 años, corriendo actualmente una prórroga para el pago.

Sobre la deuda en moneda extranjera, afirmó que asciende a U$593,8 millones, a un tipo de cambio de $76,18. Aclaró que se compone de títulos en un 65%, que son los que se están restructurando a partir del día en que el país logró un acuerdo con los acreedores por su deuda de U$66 mil millones.

Los títulos a refinanciar son por U$388 millones y están integrados básicamente por el Fondo de Reparación Histórica y el Fondo del Bicentenario, que en conjunto plantean vencimientos por U$6,2 millones este año; U$55,5 millones en 2021; U$154,2 millones en 2022; U$138 millones en 2023 y U$127,3 millones en 2024.

La idea es concluir el pago del FRH, dado que quedan 6 vencimientos hasta 2022 y comenzar a restructurar el Fondo del Bicentenario, precisó el ministro.

Panorama económico

Sobre la situación general, Dib Ashur resumió que el país viene de dos años consecutivos de caída del PBI, previéndose para este año una baja del 12%, en sintonía con el resto del mundo, salvo China que será el único que crezca en 2020. Para el 2021 el país podría crecer 5,5% por efecto rebote, pero para llegar a los niveles de 2019 habrá que esperar al menos 3 años.

Mismo panorama de caída y efecto rebote ocurre en el sector industrial y Pyme, lo que se refleja en una caída en la recaudación provincial de 8.700 millones de pesos hasta ahora y una inflación que ya está en el 23%, podría terminar el año en el 32% y bajar al 29% en 2021.

En ese marco, Salta va pagando este año deuda por 6.500 millones de pesos, por lo que el ministro consideró que “resulta prioritario resolver la deuda en dólares, dándole sostenibilidad, generando un alivio financiero para los próximos años, con extensión de plazos de amortización, reducción en la carga de intereses, manteniendo el prestigio de Salta en materia de cumplimientos y manteniendo el acceso a crédito en el futuro tanto a nivel local como internacional”.