16 Noviembre 2020

Perú: denunciaron al expresidente y al primer ministro por muertes en represión de protestas

Se los acusa de homicidio agravado, abuso de autoridad y lesiones graves. Además, los organismos de derechos humanos están recogiendo información adicional, como maltratos de índole sexual, para ampliar la acusación.

El expresidente de Perú, Manuel Merino, y el primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, fueron denunciados por homicidio agravado, abuso de autoridad y lesiones graves por la muerte de dos manifestantes y las heridas sufridas por más de un centenar de personas durante protestas contra la destitución del exmandatario Martín Vizcarra.

"Exigimos una investigación contra los responsables del uso abusivo y arbitrario de la fuerza que ha enlutado al país", demandó Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), una de las organizaciones que presentó la denuncia.

Merino renunció ayer, cinco días después de haber asumido en reemplazo de Vizcarra, conminado a hacerlo por los jefes de las bancadas parlamentarias y jaqueado por una ola de renuncias en el Gobierno y varios días de protestas que culminaron el sábado a la noche con dos muertos y cientos de heridos por represión.

Tras la autopsia que se le realizó en la Morgue de Lima a Jack Pintado Sánchez, uno de los jóvenes fallecidos, se le extrajeron diez perdigones de plomo, informó el diario El Comercio.

"Necropsia. 10 esferas de PLOMO - perdigones, fueron extraídos del cuerpo del joven Jack Bryan Pintado Sánchez, asesinado ayer cuando ejercía su derecho a la protesta: 2 en el cráneo, 2 en la cara, 2 en el cuello, 2 en el brazo y 2 en el tórax", publicó en Twitter Ronald Gamarra, abogado de la familia del joven.

Bracamonte dijo que la violencia policial sufrida durante toda la semana de manifestaciones, y que alcanzó su punto álgido el sábado, "vulneró la vida y la integridad de los jóvenes peruanos, quienes de forma valiente salieron a ejercer su derecho a la protesta ciudadana", informó la agencia de noticias Europa Press.

La denuncia se produce un día después también de que Flores-Aráoz se desmarcara de cualquier "responsabilidad política" en relación a los dos fallecidos y el centenar de heridos que dejaron las protestas, en las que hubo choques entre manifestantes y la policía.

También fueron denunciados el ministro del Interior, Gastón Rodríguez, quien presentó su dimisión; el jefe de Policía de Lima, el general Jorge Luis Cayas; y el director general de la Policía Nacional, Orlando Velasco Mujica.

La abogada de la CNDDHH, María del Mar Pérez, indicó que los organismos de derechos humanos estaban recogiendo información adicional, como los abusos y maltratos de índole sexual que sufrieron algunos detenidos, para realizar una denuncia ampliatoria contra Merino y los mandos policiales.

La CNDDHH también denunció que al menos siete personas continuaban hoy desaparecidas después de la manifestación de este fin de semana en Lima, y que otras 58 ya habían sido localizadas.

Un equipo de la Fiscalía especializado en Derechos Humanos está ya dirigiendo "diligencias de verificación en diversos cuarteles y sedes policiales, en comunicación con la Defensoría del Pueblo", informó el organismo en un comunicado.

El Congreso de Perú destituyó el lunes de la semana pasada a Vizcarra por denuncias de presunta corrupción.

El cargo fue asumido por Merino, hasta entonces presidente del Congreso, quien se suponía que iba a estar en el poder hasta el 11 de abril próximo, cuando se llevarían a cabo las elecciones presidenciales.

Sin embargo, estos hechos generaron una crisis política en el país que desembocó en marchas y protestas a lo largo de todas la semana pasada en contra de la salida de Vizcarra, que la sociedad interpretó como un golpe de Estado.

Tras la renuncia de Merino, el Congreso de Perú no pudo alcanzar ayer un acuerdo para elegir a un presidente interino.