08 Enero 2021

Restricción de circulación: el transporte público seguirá para esenciales y habrá más controles

El toque de queda sanitario que regirá en horario nocturno no limitará el funcionamiento de los servicios de movilidad. El ministro de Transporte nacional, Mario Meoni, adelantó detalles.

 

El transporte público de pasajeros continuará para uso exclusivo de los trabajadores esenciales aunque se analiza no abarcar a las empleadas domésticas, como parte de las restricciones por el toque de queda sanitario en horario nocturno que impondrá el Gobierno nacional para morigerar el avance del coronavirus Covid-19.

El ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, adelantó que "habrá un mayor control para que efectivamente el servicio sea para los trabajadores esenciales", al tiempo que las autoridades verificarán el cumplimiento del protocolo "respetando las distancias para evitar la propagación del virus”.

En esos detalles, afirmó que "probablemente" las empleadas de servicios domésticos no estarán habilitadas para utilizar el transporte público, algo que sí se había permitido en los últimos meses.

En cuanto a los vuelos de cabotaje, Meoni señaló que funcionarán como hasta ahora pero que igualmente se realizará "un seguimiento más profundo de los pasajeros y pasajeras que circulan por el país".

Sobre los servicios internacionales, apuntó que "habrá una reducción de un 30 o 40 por ciento de esos vuelos", de acuerdo a la progresión de la pandemia, y que también se hará un seguimiento de los pasajeros que ingresen al país.

"Hay provincias que están pidiendo PCR negativo para el ingreso a su jurisdicción y estamos viendo cómo implementamos ese mecanismo, pero los servicios de larga distancia van a continuar", comentó el funcionario.

Toque de queda sanitario

A raíz del aumento considerable de casos positivos de la enfermedad respiratoria en los últimos días, el Gobierno nacional, tras una reunión con gobernadores de todas las provincias, acordó la restricción de circulación en el horario nocturno, en lo que fue más conocido como toque de queda nocturno y sanitario.

El mismo, que exceptúa a los trabajadores de actividades esenciales, comenzaría a las 23 o 24 hasta las 5 o 6 de la mañana, de acuerdo a lo que las autoridades nacionales analizan en estas horas.

Ante este decreto que será publicada en breve, surgieron varios interrogantes, entre ellos que sucederá con la actividad gastronómica, uno de los pilares en esta época de temporada turística.

Según lo trascendido, los bares y restaurantes no bajarán sus persianas, sino que mantendrán su funcionamiento hasta el horario del comienzo del toque de queda.