20 Enero 2019

Ya son 14 las víctimas fatales por hantavirus

Una mujer que vivía en la localidad de Trevelin, Chubut, se convirtió en la víctima fatal número 14 por el brote de hantavirus originado en la localidad de Epuyén.

Oriunda de Trevelin y de 49 años, Susana Briones se convirtió en la víctima número 14 del brote de hantavirus desatado en la localidad de Epuyén, Chubut, en diciembre pasado. Según confirmó el Ministerio de Salud de la provincia, la mujer fallecida permanecía internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal Esquel, positiva para Hantavirus Virus.

Además, se supo que era la madre de la joven Jessica Luengo, que ya había perdido la vida por la misma enfermedad. Presumen que la mujer se contagió el virus mientras cuidaba a su hija. No es la primera familia que sufre una tragedia por estos contagios: un hombre perdió a su papá y dos hermanas, todos oriundos de Epuyén.

Según reportó el Ministerio de Salud de Chubut en su parte de este sábado, desde el inicio de la contingencia epidemiológica, el 3 de diciembre de 2018, ya se se registraron 29 casos confirmados (27 en Esquel, uno en Bariloche y otro en Chile) y suman 14 los fallecidos. Mientras que todavía hay tres personas que siguen internadas en Esquel, dos de ellas en terapia.

El brote fatal de Hantavirus se originó durante una fiesta de cumpleaños realizada el pasado 4 de noviembre. Alli concurrió un trabajador rural que había contraído el virus mientras limpiaba un galpón. De ese cumpleaños comenzó la cadena de contagio que hasta ahora lleva 11 personas muertas, incluso una mujer de Chile que había estado en Epuyén.

El contagio persona a persona no se había dado desde 1998 cuando un brote afectó a localidad de El Bolsón dejando cuatro muertos, casi todos del mismo grupo familiar. Aunque ya es un hecho que en esta oportunidad existió el contagio intrahumano se están esperando los resultados de los análisis que está haciendo el Instituto Malbrán de Buenos Aires para confirmarlo definitivamente.

 

En La Plata

Tahis Pérez, una joven de 34 años, falleció en una clínica privada de La Plata luego de ser internada por haber contraído hantavirus. Se trata de la primera víctima fatal registrada en la provincia de Buenos Aires.

Pérez había sido derivada al sanatorio desde la localidad de Castelli, donde contrajo el virus. Fuentes del Ministerio de Salud bonaerense informaron que "se trata de un caso de ratón a persona, distinto a lo que ocurre en Epuyén". Creen que el contagio pudo haber sido en un galpón de la estancia donde vivía.