22 Marzo 2019

“Ramoncito” dijo que despertó ensangrentado y sin recuerdos

Durante la primera jornada del juicio por el homicidio triplemente calificado de Cintia Carmen Tapia, el imputado declaró y adujo haber bebido demasiado y haber ingerido pastillas, por lo que no tiene recuerdos de aquella madrugada en el dique. También declararon dos hermanos de la víctima.

Ayer en la Sala VII del Tribunal de Juicio, dio inicio la audiencia de debate contra Ramón Ángel Chocobar de 24 años, acusado del homicidio triplemente calificado de Cintia Carmen Tapia, la joven madre de 25 años que fue asesinada el 21 de Setiembre de 2017 en el dique Cabra Corral.

Luego de la lectura del requerimiento a juicio realizado por el fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, el Tribunal presidido por la jueza María Livia Carabajal, recibió el testimonio de Chocobar, que sin responder preguntas, hizo un relato conciso de lo ocurrido entre la tarde del 20 y la madrugada del 21 de Setiembre de 2017.

Insistió en haber consumido muchas bebidas alcohólicas e incluso dijo haber consumido “pastillas” y no tener recuerdos de lo acontecido ese día. Finalizó señalando que despertó con sus prendas impregnadas de sangre a la orilla de la ruta y sin saber que había sucedido.

Ramos Ossorio, ante las contradicciones, solicitó que se incorpore por lectura dos declaraciones previas del acusado realizadas en sede fiscal, donde en la primera menciona a una tercera persona como agresor de Cintia Carmen Tapia por “una deuda” y que su rol fue solo tratar de ayudarla. Respecto a esta tercera persona, no pudo aportar dato alguno que permita verificar su existencia.

En la segunda declaración, dijo haber estado en estado de intoxicación durante esa noche, por lo que no tiene recuerdo alguno de lo sucedido y admitió haber tenido una relación pasajera de aproximadamente dos semanas con la víctima.

Al iniciar la ronda de testimoniales, se recepcionó la declaración de una hermana y un hermano de la víctima, quienes aportaron datos sobre la vida de la mujer fallecida y ambos dijeron que no conocían sobre la relación con Chocobar, aunque admitieron que Cintia tenía relaciones esporádicas con algunos “changos” desde que se había separado.