13 Agosto 2019

Salud Pública tiene bajo cobertura a más de 7 mil pacientes diabéticos

El programa de Diabetes asiste a 7.575 pacientes en toda la provincia. De ellos, 700 presentan diabetes tipo 1 y el resto son personas con diabetes tipo 2, trastorno metabólico que se caracteriza por hiperglucemia. En ambos casos, cuentan con el 100 % de cobertura de los tratamientos correspondientes.

El Ministerio de Salud Pública informa que, en la actualidad, el programa de Diabetes tiene bajo cobertura 7575 pacientes de toda la provincia. De este total, 700 son diabéticos tipo 1, el resto tipo 2. En ambos casos, el Gobierno garantiza la asistencia y provisión total de medicamentos para el tratamiento farmacológico.

La diabetes tipo 1, es una enfermedad metabólica caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas, causando una deficiencia absoluta de insulina. Se caracteriza por darse en época temprana de la vida, generalmente antes de los 30 años. Sólo una de cada 20 personas diabéticas tiene el tipo 1, que se presenta más frecuentemente en jóvenes y niños. La administración de insulina en estos pacientes es esencial.

Asimismo, en este caso, se recuerda que la Provincia tiene reglamentada la Ley 8133, mediante la resolución del Ministerio de Salud Pública Nº 1098, por la cual el programa de Diabetes y el IPPS deben facilitar a niños y adolescentes el acceso a nuevas tecnologías, como lo son los sensores de glucosa e infusores continuos de glucosa.

De esta forma, se garantiza que los dispositivos lleguen a la población especificada por la ley, con el objetivo de alcanzar las metas de perfil glucémico y metabólico, evitar y retrasar las complicaciones crónicas y por encima de todo, mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes.

La responsable del programa de Diabetes, Silvia Saavedra, especificó que a la fecha “no hemos recibido ningún pedido de efectores, solicitando los dispositivos aprobados por ley”.

La diabetes tipo 2 es un trastorno metabólico que se caracteriza por hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) en el contexto de resistencia a la insulina y falta relativa de insulina; en contraste con la diabetes tipo 1, en la que hay una falta absoluta de insulina debido a la destrucción de los islotes pancreáticos.

Detención precoz

En este marco, Saavedra explicó que se capacita en forma permanente al equipo multidisciplinario y se supervisa las áreas operativas con sus efectores, para verificar la atención integral brindada al paciente diabético.

Además, se realizan diversas actividades que permiten detectar en forma precoz la patología, a través de encuestas y valoración de factores de riesgo. Se realiza Test de Findrisk en diferentes localidades de la Provincia. Esta es una prueba validada mundialmente para la detección precoz.

“Trabajamos también para recuperar a pacientes diabéticos que abandonaron el tratamiento, la recuperación se hace en forma mensual, ya que el abandono del tratamiento integral de la diabetes, considerando que es una enfermedad crónica no transmisible, es frecuente”, señaló Saavedra.

Finalmente, especificó que, con el fin de continuar implementando un sistema de salud accesible y amigable, se realizan periódicamente talleres de información y formación al personal. En los centros de salud, los pacientes cuentan con turnos protegidos, mediante los cuales tienen asistencia continua; redes de efectores, derivaciones apropiadas a centros de mayor complejidad, entre otras acciones.