11 Febrero 2020

Después de matar, los rugbiers se cambiaron la ropa y se fueron a comer hamburguesas

Las imágenes que se dieron a conocer este lunes confirman las investigaciones que se venían desarrollando. Los agresores no solo usaron sus celulares para grabar la golpiza que terminó con la vida de Fernando, sino que optaron por volver a la casa que habían alquilado para cambiarse la ropa y volver al centro de Villa Gesell para comer hamburguesas.

En los videos se los ve pidiendo sus hamburguesas como lo hacen el resto de los clientes. Luego se puede ver de remera, pantalón corto y ojotas, a Thomsen que llega con su pedido a una de las mesas del local y se sienta a disfrutar de su hamburguesa. Enseguida, Pertossi se acomoda frente a él y lo acompaña.

La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell consideró que ocho de los rugbiers detenidos tenían "plena conciencia" de que habían cometido un asesinato y que existió entre ellos un "pacto de silencio" que "se mantiene incluso hasta la actualidad".

En su dictamen de 251 páginas, presentado ante la Justicia de Garantías, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Villa Gesell, Verónica Zamboni, consideró a los rugbiers Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) "coautores" de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" de Báez Sosa.