27 Junio 2020

Se cumplieron 100 días de la cuarentena en la Argentina

El primer anuncio se produjo el 19 de marzo y cambió la vida de todos los argentinos. 55.343 se contagiaron y 1.184 fallecieron luchando contra la enfermedad.

Este sábado se cumplieron 100 días del inicio de la cuarentena en la Argentina. Si alguien hubiera predicho, a principios de este año, la experiencia social que se viviría a partir del mes de marzo con la llegada de un virus desconocido, nadie lo habría creído, a lo sumo, habrían pensando que se trataba del argumento de una interesante película de ciencia ficción.

En el país, esta medida extraordinaria, comenzó a ser una seria posibilidad en los primeros días de marzo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) había declarado al coronavirus, originado en la ciudad de Wuhan, China a finales del 2019, como una pandemia. Hasta entonces, ya había atacado a más 110 países. En tanto, Europa y, más tarde, Estados Unidos atravesaba uno de los peores brotes de la enfermedad.

En el primer anuncio de la cuarentena el 20 de marzo, el presidente Alberto Fernández estuvo acompañado de Axel Kicillof, Omar Perotti, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales.

En este contexto, la cuarentena en la Argentina casi era un hecho, solo restaba el anuncio oficial. Cerca de las 21.30 horas del 19 de marzo, el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento, social, preventivo y obligatorio hasta el 31 de marzo en todo el país.

Lo hizo en la Residencia de Olivos acompañado por los gobernadores Axel Kicillof, Gerardo Morales, Omar Perotti y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Dios nos ha dado una oportunidad, que es darnos tiempo para prevenir el avance del virus”, comenzó diciendo el mandatario en aquella conferencia.

“Hemos tomado una decisión desde el Gobierno Nacional que es la de dictar un decreto de necesidad y urgencia. Por ese decreto, todos los argentinos y argentinas y a partir de las 00 horas de mañana deberán someterse al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Esto quiere decir que, a partir de ese momento, no podrán moverse de su domicilio, todos deberán quedarse en sus casas. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos“, sostuvo.

Y remarcó: “Está previsto un plan para distanciarnos, guardarnos en nuestras casas. Así, vamos a evitar que el virus se propague. Y si se propaga, que se va a propagar, que lo más haga más lentamente. Que los contagios crezcan de modo tal que el sistema de salud argentino pueda hacerles frente”.

Al terminar ese período de quince días, llegaron siete anuncios más para extender el aislamiento. Todos por dos semanas, excepto aquel del 4 de junio que fue por 21 días.

En los barrios populares se llevó a cabo el Plan Detectar, para evitar que el virus circule con mayor dificultad. El barrio Azul, Itatí de provincia de Buenos Aires y 31 y 1-11-14 de la Ciudad fueron los más afectados.

En cada uno de los nuevos decretos, se fueron permitiendo la apertura de bancos, de diferentes comercios, industrias, la puesta en marcha del Plan Detectar en Barrios Populares,  hasta las salidas recreativas de los niños con sus padres y la posibilidad de hacer ejercicio en Capital Federal.

Sin embargo, el último de los anuncios llegó con una marcha atrás en el Área Metropolitana de Buenos Aires por el exponencial aumento de casos. La cuarentena estricta en provincia y ciudad de Buenos Aires está dispuesta y comenzará a regir desde 1 de julio y será hasta el próximo 17.

“Estamos dando una batalla. Lo estamos haciendo entre todos y todas. No saben cuánto valoro la libertad, pero para ser libres, hay que vivir“, sostuvo Alberto Fernández en su último mensaje.

En el medio de esta crisis sanitaria, conferencias y paquetes de medidas económicas, el Gobierno Nacional pidió la renuncia de quien se desempeñaba como titular de la Anses, Alejandro Vanoli. Una de las razones: las largas filas para cobrar jubilaciones y asignaciones universales en los bancos, acontecidas a principios de abril.

“Alguien hizo mal las cosas. No tengo ninguna duda y por eso mi malestar también”, sostuvo el presidente en diálogo con Radio Mitre sin dar nombres.

También, hubo cacerolazos y diferentes manifestaciones para hacer diferentes reclamos al Gobierno con respecto al manejo de la cuarentena.

Por otra parte, no hay que olvidar que, en estos 100 días de cuarentena, los argentinos tuvieron que acostumbrarse a circular por las calles con tapaboca. Ese elemento que parecía ser solo para el uso de médicos y profesionales de la salud, se convirtió en una obligación. Es decir, una manera más de protegerse contra el virus, además de la de tomar distancia en cada cola de supermercado por más de dos metros.

Los 100 días de la cuarentena llegan a la Argentina con el epicentro de la pandemia en América Latina y en medio de un nuevo rebrote en algunas regiones de Europa y Estados Unidos, según aseguró la propia OMS.

En 100 días, 55.343 personas se contagiaron y otras 1.184 perdieron la vida

No caben dudas, el coronavirus que llegó de manera inesperada, obligó a las personas a cambiar la manera de relacionarse, de comportarse en sociedad, en el caso de los más afortunados. Muchos perdieron su trabajo o no tuvieron otra opción más que cerrar los negocios de toda su vida. Otros 55. 343 se contagiaron y 1.184 perdieron la vida luchando contra esta enfermedad. Todo en tan solo 100 días.

Todavía queda la esperanza de que cuando todo haya terminado, esta dramática experiencia social quede en la memoria de cada ciudadano como un recuerdo más en el extenso trayecto de su vida.

Fuente: Mitre