15 Septiembre 2020

Renovación del pacto de fidelidad desde el corazón del hogar

Salta se teñirá de rojo y blanco, ambos colores representarán al Señor y Virgen del Milagro y se verán en puertas y ventanas de toda Salta. Muchos pondrán la bandera que hace alusión al Vaticano o la bandera argentina. Otros hogares tendrán la imagen de papel o de yeso de los Santos Patronos. Miles de familias armaron un pequeño y humilde altar al ingreso de sus hogares para celebrar esté atípico 15 de septiembre.

 

La Fiesta de la Virgen y el Señor del Milagro se vivirá de manera histórica en todo el país y principalmente en la provincia de Salta, producto de la pandemia. La Gran Fiesta que reúne a todos salteños quedo supeditada a lo que suceda con el correr de los días con el virus que afecto al mundo.

Pese a todo los que se vive a diario, esté 15 de septiembre no será la excepción. La fiesta se prepara y a la procesión asistirán todos los integrantes de cada hogar; porque la renovación y pacto de Fe se hará igual y nada lo impedirá. Por eso cada salteño tendrá una celebración familiar y para la ocasión  armo un altar en donde se ubican los Santos Patronos del norte argentino.

Una gran cantidad de parroquia y grupos juveniles pidieron a lo largo de la novena y a través de las redes sociales, llevar la celebración de una manera diferente a la que estamos acostumbrados.

Los peregrinos de norte a sur y de este a oeste de pueblo de Salta colgarán su chaleco y bandera en la entrada de sus casas. El bastón que acompaño por años el andar de cada uno de ellos no quedará afuera de dicha celebración.

El peregrino, Rodrigo Ríos (FOTO), quien por muchos años ininterrumpidos camino desde Orán hasta Salta para renovar su Fe con el Señor y Virgen del Milagro,  llevó adelante su novena y su caminar  comentando y recordando todos los días por medio de imágenes y palabras alusivas hasta cumplir su promesa. “ Último día, último esfuerzo la emoción se siente, es una peregrinación diferente pero siento la misma emoción porque hoy peregrinamos desde casa desde la Oración con la Fe intacta siempre confiando en el Señor y la Virgen del Milagro!! Hoy entramos cantando celebrando llorando por un año más y gracias por poder formar de esto que lindo es ser peregrino tanta gente buena conoces tantos hermanos con la misma energía que vos qué te levanta que te dice vamos para adelante que todo se puede!!! Con Oración, sacrificio y Dios en el Corazón no nos para nadie.  Un gran abrazo hermanos peregrinos!! QUE VIVA EL SEÑOR Y LA VIRGEN DEL MILAGRO! SOMOS TUYOS, SOMOS DE MARIA, SOMOS HERMANOS!”. Fueron las palabras del joven Ríos junto a un puñado de fotos del su última llegada a Salta, el 14 de septiembre del año pasado.

Por redes sociales también se pidió, al quien pueda, colocar un globo o un clavel en casa. Ver engalanar las puertas o ventanas de las casas con un globo blanco, o un clavel blanco para representar a nuestra Virgen, o un globo y un clavel rojo en representación del Señor del Milagro, será de alguna manera estar lo más cerca de la Catedral y ver la tradicional lluvia de pétalos.

Otros pondrán la bandera que hace alusión al Vaticano o la bandera argentina. También ubicarán en la entrada de sus hogares alguna imagen de papel o de yeso, formando así un pequeño y humilde altar al ingreso de sus casas para que el Señor bendiga a todas las familias.

La idea de un pequeño altar la tuvo Gabriel Chocobar (6) quien junto a su hermano mayor, Eduardo (14), realizaron una maqueta del Señor y Virgen del Milagro con cartón, papel glasé, cartulina y palitos de madera. Esto los mantuvo entretenido por varias horas y fue la manera que ellos viven su propio milagro. Manifestaron rezar todos los días y pedir por la salud de todas las personas en este tiempo tan difícil y en especial la de su padre militar, quien por hoy, está cumpliendo cuarentena en un hotel céntrico, porque mantuvo contacto estrecho con un caso positivo a Covid 19.

Años anteriores ambos madrugaban los días 12, 13 y 14 de septiembre para recibir a los peregrinos,  juntos a sus parientes maternos se apostaban a las orillas de la ruta 9/34 en cercanía del semáforo del Barrio Autódromo para brindar frutas, agua, te, café y masitas dulce a todo aquel peregrino que pasará por allí. Juntos con su abuela “Lili”, tíos y primos cumplieron años tras años ayudar a los caminantes y dicha tradición va pasado de generación en generación y esperan volverlo hacer una vez que pase todo.

 

Las campanas se escucharan en todos los rincones

 

Se podría de decir que es la música de Septiembre en Salta. Una de las tareas más importantes en el Milagro, los campaneros Emanuel, Gabriel y Gregorio “Pepe”, nos cuentan cómo es su trabajo en tiempos del Milagro que los llena de orgullo

“Ser campanero me llena mucho, me fortalece el alma, es un sentir único, llega septiembre y se te alegra el corazón y tenemos la tarea de llamar a los fieles a la misa. El repique de campanas va en escalas el 13 inicia todo, el 14 un poco más y el 15 revienta todo. Se te junta las emociones y no hay lágrimas que no se caiga. Ver salir a las imágenes y vernos las caras uno a otros nos llena de emoción” comentó Emanuel Ibañes.

Gabriel Toledo resaltó “Contamos con cinco campanas de diferentes tamaños y sonidos, dos campanas chicas; dos medianas y la campana mayor. Las campanas chicas son las que marcan los ritmos del repique, las mediana continúan junto con la  campana mayor los repiques del sonido tradicional que todos están acostumbrados a escuchar”.

“Es la voz del Señor  la que nos convoca y nos invita a escuchar la palabra de él acá en la Catedral y en la cual muchos feligreses de salta se llegan. Estoy acá disfrutando de este Milagro tan raro para nosotros pero estamos poniendo lo mejor y pidiendo al Señor y a nuestra madre vivir para el próximo año y estar para otro Milagro” expresó muy emocionado  Gregorio “Pepe” Fernández.